Corredor Fronterizo

Confianza y cooperación

En los tiempos que vivimos las dos palabras que titulan este ensayo han perdido vida y fuerza, su contenido fue contaminado con la desconfianza y la apatía. La violencia e inseguridad que nos caracteriza se ha incrementado y la punta del iceberg es la desaparición de 43 estudiantes de la escuela normal de Ayotzinapa, Guerrero. La autoridad federal afirma que fueron asesinados y desaparecidos, los padres demandan su presencia con vida; para muchos mexicanos nos parece muy extraño que los responsables del crimen no brinden información precisa del este evento que ha sacudido a la sociedad mexicana.

Confianza y cooperación también cobran vida en otras actividades del ser humano, en la economía se ha demostrado que una justa combinación de competencia y cooperación hace a las empresas más exitosas. En un mundo globalizado se requiere cooperar a nivel local para estar en condiciones de competir más allá de las fronteras nacionales; todos los estudios sobre organización industrial han demostrado que en México la cooperación y la confianza empresarial son muy bajas, lo que impide un mayor nivel de desarrollo

Las grandes empresas cooperan porque firman alianzas estratégicas para repartirse el mercado, pero también compiten hasta propiciar la quiebra de sus adversarias. Es una práctica común las compras compulsivas de acciones de compañías que tienen problemas financieros o bien, para colocarse en mejores condiciones que sus rivales en el control del mercado. Cemex en 2007 compró las acciones de Rinkerpor encima de los precios del mercado y la crisis financiera global le asestó un duro golpe, al contraerse los pedidos de materiales en la industria de la construcción.

Como el huevo y la gallina, no sabemos qué debe ser primero: cooperación o confianza; es más probable que lo determinen las condiciones específicas de cada caso. En los mercados financieros la confianza es una variable decisiva para invertir tanto en la bolsa, como en nuevas empresas; tendrá que visualizarse un crecimiento del mercado de consumo para invertir porque al final es el mercado quien impone las reglas de las economías. Seguramente los agentes económicos tienen que cooperar para reactivar los mercados, en fin, los dos conceptos se retroalimentan.

En las colonias de las ciudades y comunidades locales de Nuevo León, confianza y cooperación no se observan con nitidez para diversas actividades desde la limpieza de las banquetas, denuncia de la delincuencia organizada, ayuda al prójimo, asistir a las asambleas de las escuelas de educación básica, limpieza de caminos, etc. En general, impera el lucro privado por encima del beneficio colectivo, que pone obstáculos a la eficiencia colectiva. En las comunidades rurales, los campesinos y pequeños propietarios no cooperan y muchos de los problemas que pudiesen tener una solución rápida y de corto plazo, se prolongan por años, propiciando desconfianza y violencia, dos conceptos contrarios a la cooperación y confianza, tan necesarios para desplegar todas nuestras capacidades.

SALVADOR CORRALES C.

Profesor-Investigador de el Colegio de la Frontera Norte.