Perfil de mujeres

Hedy

La historia de Hedwig Eva Maria Kiesler, a la que conocimos por el cine como Hedy Lamarr, es verdaderamente asombrosa. De origen austríaco con padres judíos, su madre era pianista y su padre banquero. Hija única, su extraordinaria inteligencia la llevó por contradictorios caminos. Nacida en Viena, desde pequeña sus maestros la consideraron superdotada. Sus estudios superiores en ingeniería los comienza a los 16 años, sin embargo el teatro la seduce al punto de abandonar sus estudios. Se vuelve nada menos que alumna del gran director de teatro Max Reinhardt y debuta en el teatro berlinés.

De regreso a Viena se interesa por el cine. En 1932 filma Éxtasis, donde por primera vez se desnudan los pechos femeninos, causando una verdadera revolución. Se produce un escándalo familiar y social de proporciones, a raíz del desnudo y las escenas eróticas de Hedwig. El magnate Fritz Mandl, rey de la siderurgia, la compra. En sentido metafórico claro, pero los padres se encantan con el pretendiente y nadie atiende a la joven. No importa que sea viejo y que le prohíba continuar con su vocación.

Los años que pasa a su lado son un verdadero infierno. El control y los celos con prácticas aberrantes como no dejarla que se desnude si él no está presente, es su pan cotidiano. Sin embargo su desolación la lleva a terminar sus estudios de ingeniería, olvidándose un poco de sus joyas, las fiestas, su castillo de Salzburgo. Su esposo es doblemente repugnante para ella, puesto que se trata de un agente de la guerra en la medida en que provee municiones, armamento y sistemas de control nada menos que a Hitler y Mussolini, de los cuales es amigo personal, según las memorias de quien después se volvería Hedy Lamarr.

Por fin logra escaparse con grandes dificultades y muchas artimañas, seduce a su asistenta para que la ayude en los pormenores de la huida, hasta embarcarse rumbo a Estados Unidos, viaje en el que conoce a Louis B. Mayer, productor de cine.

Lo demás ya lo sabemos, la historia en Hollywood, su profusa filmografía, sus éxitos, su glamour que la convierte en un paradigma de belleza. Acaso una de las mujeres más bellas del cine de todos los tiempos.

Lo que nos importa aquí es que, enemiga del fascismo, cuyos aletazos había sufrido en carne propia, y ante la persecución nazi a su propia raza, ofrece al gobierno de Estados Unidos la información confidencial que había reunido a través de su ex marido. Pero no sólo eso sino que también se pone a investigar las nuevas tecnologías militares de las que tenía conocimiento. Era por ella muy sabido que había una resistencia a la fabricación de misiles teledirigidos por miedo a que las señales fueran interceptadas por el bando contrario. Junto con el compositor George Antheil, hace una versión temprana del salto en frecuencia (técnica de modulación de señales en espectro expandido), lo cual implicaba un sistema de comunicación secreta. Un diseño específico para construir torpedos teledirigidos por radio que no pudieran ser detectados por el enemigo.

En ese momento, Hedy estaba casada y su apellido era Markey, lo cual impidió que su contribución recibiera el reconocimiento que se merecía puesto que se inscribió como H.K. Markey: Hedwig Kiesler (Hedy Lamarr) Markey.

Sin embargo, el diseño no se aplicó en la década de los 40 por no contar todavía con un sistema electrónico idóneo. Años después, en 1957, la patente Lamarr/Antheil fue reconocida en su totalidad. Su invención se aplicó tarde por la necesidad de pasarlo de un sistema mecánico a uno electrónico.

Finalmente podemos asegurar que Hedy Lamarr contribuyó largamente con su sistema, primero al comprobar su eficacia en la crisis de los misiles de Cuba por control remoto. Luego en la tecnología digital en cuanto el sistema de espectro expandido con su conmutación de frecuencias, al permitir implantar la comunicación de datos WiFi.

Vienesa de corazón, antes de morir en el año 2000, la célebre actriz, quien también fuera pintora y coleccionista de arte, pidió que sus cenizas fueran llevadas a su ciudad natal.

A causa de su invención del espectro expandido, el Día del Inventor se celebra el 9 de noviembre, fecha de su nacimiento.

coral.aguirre@gmail.com