Columna Ciencia y Tecnología

Hacia una sociedad del conocimiento

El 22 de enero de 1984 la transmisión del Super Bowl XVII que se efectuaba en el Tampa Stadium de Florida se vio interrumpida por un comercial que hasta ahora ha sido considerado el mejor en la historia del Super Bowl.

Con el sustento del libro 1984 de George Orwell, el comercial era una apología cinematográfica de las ventajas de la tecnología y la innovación en microcomputadoras, de tal suerte que después de su presentación, desde el martes 24 de enero, cuando fueron puestos a la venta los ordenadores Macintosh, éstos alcanzaron durante los siguientes seis meses un total de 155 millones de dólares por concepto de compra de los usuarios que abarrotaban las tiendas.

Tanto los creadores de Apple, específicamente Steve Jobs, como Fred Goldberg, el publicista que produjo el comercial denominado “1984”, apostaron por innovar en dos mercados que al paso de los años, se volverían de los más competitivos y efímeros en cuanto a tendencias comerciales y de consumo.

Este breve ejemplo sirve para ilustrar la importancia de la investigación, la innovación y la transferencia de conocimiento en la vida real. Un caso tan específico nos hace pensar en la necesidad de construir una sociedad del conocimiento en donde los actores públicos, privados y gubernamentales, coincidan en la alineación de sus objetivos. Desde la edificación de redes de conocimiento para el aprovechamiento de los recursos humanos y materiales, la investigación aplicada y el desarrollo de proyectos comunes con enfoques de sustentabilidad y viabilidad económica.

Si bien es cierto que en Hidalgo, durante la última década se ha incrementado de manera significativa el monto de inversión en proyectos de investigación en ciencia y tecnología, también es verdad que la instalación de instituciones de educación superior, han permitido que la entidad de presente como el estado de la república que cuenta con todos los subsistemas de educación superior ofertados en el país.

Sin embargo, estos centros educativos y los proyectos de investigación que han sido apoyados, aún no reflejan un resultado importante en lo que a generación de patentes (el año anterior, sólo se registró una patente, producida por la Universidad Politécnica de Pachuca), creación de empresas (las incubadoras de empresas de hidalgo aún no registran casos de media o alta tecnología) y transferencia de tecnología al sector productivo. Las cuales son asignaturas pendientes en las que ya se trabaja desde las instituciones y las empresas.

Lo anterior se está viendo plasmado en el arranque de centros de apertura rápida de empresas en las universidades. Así como en programas específicos que fomentan la innovación y la relación entre universidad y empresa.

En la IES públicas descentralizadas se trabaja en la generación de 11 nuevas patentes para este 2014, así como lo es el caso del programa Empresa Tutora del Conocimiento, cuyo objetivo estiba en alinear los planes académicos de las universidades a las necesidades productivas del mercado, tanto para nuevas líneas de producción, como para la formación de ingenieros y técnicos superiores con capacidades específicas.

El ex ministro de Educación de España, Ángel Gabilondo Pujol, ha declarado en múltiples ocasiones que “la educación, el conocimiento y la investigación son la mejor política social y económica”; creo que esta máxima debe tomarse en cuenta al compartir  la visión de futuro de construir como sociedad, junto con el gobierno y la iniciativa privada, un proyecto como el de la Ciudad del Conocimiento y la Cultura.

Empero, debemos de pensar en este proyecto no únicamente desde el desarrollo de un polígono territorial, sino hacia un desarrollo integral desde ese polígono a todas las regiones del Estado, pues es únicamente mediante el trabajo en red y la consolidación de los parques industriales, las universidades públicas y los centros de investigación, es decir, mediante la innovación, la investigación y el desarrollo, que podremos producir conocimiento y desde ahí la riqueza necesaria para el afianzamiento de nuestro estado hacia una sociedad del conocimiento. 


Dr. Daniel Fragoso Torres, Coordinador de Asesores SSEMSYS

Secretaría de Educación Pública de Hidalgo