Columna Ciencia y Tecnología

El quehacer científico social en El Colegio del Estado de Hidalgo

La compleja realidad social que vivimos en México, dentro de un contexto globalizado, es también compleja en una de sus regiones, la que comprende el estado de Hidalgo y su proximidad con las entidades vecinas, así como en los espacios regionales, por demás diferenciados no sólo en términos geográficos , conformados dentro de esta área. 

La realidad social en los polos de desarrollo económico en el extremo sur de territorio hidalguense contrasta con la incipiente actividad socioeconómica de la Huasteca y de las diferenciadas planicies y zonas serranas que lo integran. 

Comprender e interpretar las complejidades que se desprenden de esta disparidad, diversa y hasta contradictoria, para coadyuvar al desarrollo humano requiere, entre otras aportaciones las que desde las ciencias sociales y humanidades aportan herramientas para analizar e interpretar la realidad social en busca de elementos que permitan su transformación.

En el afán de contribuir a la transformación de Hidalgo, surgió y sigue trabajando El Colegio del Estado de Hidalgo. Con menos de una década de existencia, ha mantenido la expectativa de contribuir desde la academia a los procesos de desarrollo regional y urbano de la entidad, entendidos ambos como procesos en los que el factor fundamental que los hace posible el ser humano, ya que es quien impulsa diferentes actividades en un determinado espacio donde las materializa. Por ello el crecimiento de una región depende del grado de participación y capacidad de los actores por más pequeños que sean, trátese de un individuo,  una comunidad, localidad, pueblo, ciudad, municipio, o un espacio mayor y, dentro de estos últimos, unidades productivas, de pequeña o gran escala, que participan en el contexto socioeconómico.

El Colegio del Estado de Hidalgo, en tanto institución de posgrado, ha integrado un equipo de investigadores que, desde sus disciplinas, puedan generar conocimiento a la par que contribuyan, mediante la docencia, a la formación de recursos humanos especializados, con nivel de maestría, precisamente en dos áreas sensibles para Hidalgo: en desarrollo urbano y regional.

La academia se ocupa de buscar explicaciones a partir del pensamiento hipotético. El aspecto teórico es esencial, pues en principio los conceptos  constituyen principios explicativos a partir de los cuales se generan las herramientas para ayudar a analizar la realidad social. Luego se trabaja la multi causalidad y el carácter diferenciado de cada una de las causas del planteamiento de un determinado problema de los citados procesos de desarrollo.

En este contexto, El Colegio del Estado de Hidalgo gradualmente se ocupa de abordar temas sustantivos como pobreza, migración, geomática, sustentabilidad, población y género (de manera específica, pero también con la aspiración de hacerlo de manera transversal en diversos contenidos)  que, independientemente de que sean problemas de orden nacional o municipal, requieren visualizarse en espacios específicos donde las potencialidades y los retos sean susceptibles de ser intervenidos desde diferentes vertientes, tales como la social, económica, cultural y ecológica. Se ha buscado el trabajo interdisciplinario e interinstitucional, de ello da cuenta la realización en Pachuca, a finales de noviembre de 2013, del 18° Encuentro Nacional sobre Desarrollo Regional en México, auspiciado por la Asociación Mexicana de Ciencias para el Desarrollo Regional, AMECIDER, en el que participaron más de 360 especialistas. 

A la par de las dos maestrías, la de Desarrollo Urbano Sustentable y la de Planeación y Desarrollo Regional, registradas en el Padrón Nacional de Programas de Calidad del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (PNPC/CONACYT) se imparte el diplomado en Historia de México, siglos XIX y XX con la participación de 40 destacados especialistas en los distintos temas que marcan el devenir histórico de nuestro país en las últimas dos centurias. Este diplomado tiene sentido en la medida que entendemos que la realidad social debe ser comprendida e interpretada como un todo integrado y debe ser pensada como un proceso en el cual cada sociedad intenta resolver sus necesidades construyendo sistemas sociales enmarcados en tiempo y espacio. 

El Colegio del Estado de Hidalgo aspira, desde el quehacer académico, a contribuir al fortalecimiento de la comunidad de científicos sociales que trabajan temáticas sobre Hidalgo y las zonas colindantes de entidades vecinas en el afán de contribuir al proceso de desarrollo de la entidad.

ROCÍO RUIZ DE LA BARRERA

DIRECTORA GENERAL DE EL COLEGIO DEL ESTADO DE HIDALGO