Columna Ciencia y Tecnología

"Yoli", por una educación incluyente

Por una parte las Tecnologías de Información y Comunicación son la base para el desarrollo de proyectos que sin duda ayudan al ser humano a mejorar las oportunidades de superación intelectual, por mencionar alguna; por otra parte, el apoyo a personas con alguna discapacidad para que sigan estudiando y puedan desempeñarse en la sociedad profesionalmente, si bien, ha tenido un gran avance aun no es suficiente, tomando como punto de referencia en la región de Tulancingo Hidalgo, existen 68 personas en una edad de 0 a 19 años que tienen dificultad para escuchar; 121 jóvenes de 20 a 49 años y 399 adultos de 50 a 85 años o más, se demuestra que cada vez que incrementa la edad, esta dificultad se presenta con más frecuencia. Teniendo un total de 588 personas con esta discapacidad.

Por el contrario, la población que tiene dificultad para hablar o comunicarse se presenta con mayor frecuencia en una edad temprana de 0 a 19 años con un total de 272 personas; seguido de jóvenes de 20 a 49 años con 153 personas y adultos de 50 a 85 años o más con 141 personas. Haciendo un total de 566 personas con esta discapacidad, según datos obtenidos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía [INEGI] (2010).

Es por eso que, Yoli es un proyecto que fue diseñado para promover la inclusión educativa en personas con discapacidad auditiva, esto se logra mediante el reconocimiento de voz y un avatar, el cual integra  la Lengua de Señas Mexicana (LMS) utilizada por personas con sordera, dicha función lingüística en conjunto con distintas tecnologías como lo son: modelado 3d, reconocimiento de voz (talking java), patrones de movimiento entre otras hacen posible la integración de personas con discapacidad auditiva en el marco de la educación.

Yoli ayuda a los estudiantes con discapacidad auditiva a tomar clases dentro del aula con el resto de sus compañeros sin la ayuda de una persona que traduzca a lengua de señas. Es decir dicha representación gráfica humana (avatar), realiza movimientos gesticulares y señas con las manos haciendo la función de interprete entre el docente y el alumno, solo basta que el maestro hable para que mediante el uso de tecnologías de reconocimiento de voz puedan ser traducidas a la lengua de señas antes mencionada, procesarlas y posteriormente ser presentadas de forma gráfica utilizando un equipo de cómputo y dispositivos multimedia como: proyectores y/o pantallas. El  avatar se tomó de una persona, lo cual permite que el resultado de salida sea más real, para lograr esto se utilizó Netbeans, MakeHuman y Blender, los tres con licencia GNU.

En definitiva, es necesario apoyarse de herramientas tecnológicas que permitan fomentar la educación incluyente y generen estrategias para que personas con discapacidad auditiva tengan un ambiente agradable y puedan desarrollar sus actividades de forma cómoda, así como de garantizar que sean preparadas hasta el máximo de sus capacidades para asumir un papel productivo en la sociedad civil; y de combatir los casos de discriminación que tengan como efecto excluir a estas personas de las esferas de la vida cotidiana

Cabe mencionar que “Yoli” es una palabra náhuatl que significa “vivir” o “crecer”  esta palabra tiene varias traducciones pero eso cambia depende  la oración que se quiera, como por ejemplo: vivir, “La vida es algo que vale más que todo el oro del mundo”, “las plantas necesitan agua para vivir”. Crecer: “ese niño  crece muy rápido”, “ellos crecen junto con sus amigos de la escuela”.

Finalmente, en la Universidad Tecnológica de Tulancingo nos preocupamos en primer lugar por formar estudiantes con valores y aptitudes que permitan el desarrollo de sus competencias en su área de conocimiento como en el caso de este proyecto, para que ellos generen productos que ayuden a la sociedad y obtengan experiencia profesional que les permitirá formar juicios de valor acerca de las personas con las cuales conviven a diario. Y en segundo lugar pertinentes a las necesidades del sector productivo y con una amplia vinculación con éste, además de promover y difundir sus beneficios y bondades ante los sectores industriales y empresariales del país.

MTI  Oscar Lira Uribe
Profesor e  investigador del área de Arquitectura de Software.

lrivera@utvm.edu.mx