Columna Ciencia y Tecnología

Uso de varillas de plástico en brasieres

El brasier es sin duda una de las prendas mayormente adquiridas por las mujeres, algunos estudios nos muestran que hoy en día más del 95 % entre los 16 y los 65 años lo utilizan y también se hace mención que el uso de esta prenda es factor de diferentes enfermedades relacionadas con el busto. De acuerdo con el Dr. Carlos Alberto Domínguez Reyes, Jefe de consulta externa de FUCAM (Fundación del Cáncer de Mama), especialista en oncología y mama, el problema de las varillas es que el 80 % de las mujeres en México utilizan una talla incorrecta de brasier. “Cuando revisamos a las pacientes, muchas traen el brasier o la varilla marcada, y de hecho vienen porque les empieza a doler la parte inferior de la mama, pero esto es por tantos años de usar la talla incorrecta, por lo cual ya la tienen marcada, e incluso se les hace callosa la piel. No obstante, es importante aclarar: esto no causa cáncer de mama”, asegura el Dr. Domínguez.

Asimismo, los sostenes apretados han sido relacionados con el incremento en quistes benignos y dolorosos de mama. Con el uso continuo las mamas se van inflamando, desarrollan tejido cicatricial y algunos conductos lactíferos se obstruyen formando quistes.

Utilizar el brasier correcto para cada actividad del día, usar la talla y la copa que corresponde, y sobre todo acercarse a lencerías expertas y dejarse aconsejar en un probador sobre cuál es el patrón que más se adapta a la forma de su busto, es sin duda la garantía de acabar comprando y usar el producto apropiado.

Sin embargo las varillas metálicas también están asociadas en que pueden actuar como una antena receptora  de campos electromagnéticos que, a su vez, pueden incrementar el riesgo de adquirir enfermedades. En pocas palabras, este tipo de estimulación y las varillas enfermarán de manera progresiva y silenciosa, mencionan los expertos.

Bajo este contexto encontramos una oportunidad  para seguir transformando la vida de las mujeres, contribuir en su bienestar y que sigan luciendo su belleza, con ideas como la del desarrollo de una varilla para los brasieres que sea de plástico, que sea confortable, lo suficientemente flexible para evitar lesiones y a su vez enfermedades, y además que sea rígida para que no pierda su principal objetivo que es la de moldear el busto. Pero, ¿cómo lograr esto que suena contradictorio?, pues existen diferentes técnicas y metodologías, algunas de ellas nos mencionan que si analizamos esta contradicción encontramos la solución al problema, que en este caso sería evitar las lesiones provocadas por el uso del brasier.

Hay que innovar para transformar, lo que en mi opinión significa que por medio de cosas novedosas ayudemos a transformar la vida de la gente, empresas, al país y al mundo para que este sea próspero y sustentable, sin comprometer a las generaciones futuras.

Con metodologías como la Teoría para Resolver Problemas de Inventiva (TRIZ por sus siglas en inglés) desarrollada por Genrich Altshuller, nos conduce a lograr un efecto útil y evitar un efecto dañino que nos lleve a una idealidad, que en este caso es la de tener ese producto tan añorado por las mujeres que les permita el realce que buscan en su busto y a la vez sea confortable y saludable, esta idealidad la cual es creciente, nunca se logra pero siempre se busca. En este sentido, debemos estar trabajando constantemente, porque, lo que fue ideal en su momento, tiempo después ya no lo será y en ese instante comenzaremos una nueva búsqueda de la idealidad.

Resultado de estas técnicas, surge la idea del desarrollo de una varilla de plástico por medio de un polímero que este segmentado para permitir la flexibilidad y recubierto de una parte tubular lo suficientemente rígido para mantener su forma mientras se porta, ya existen tecnologías similares pero no al alcance de ciertos sectores de la sociedad, la lencería es un mercado en donde cada vez se demandan productos innovadores, con diseños creativos y atractivos, que además de hacer  sentirse bien a la mujer consigo misma, se debe mantener una correlación entre la moda y el cuidado de su salud pero a costo más accesibles.

“Innovar es encontrar nuevos o mejores usos a los recursos de los que ya disponemos” Peter Drucker.


MTI Adrián Alemán Meneses

Estudiante de la Especialidad en Gestión Estratégica de la Innovación y la Propiedad Industrial del IPN

lrivera@utvm.edu.mx