Columna Ciencia y Tecnología

Pedagogía y Tecnología

La educación no es consumir ideas, es crearlas y recrearlas.
Paulo Freire

La actualidad el mecanismo social visto de manera general, se encuentra en medio de una masificación de la información, provisto por un sin número de medios para su acceso, donde son tangibles los puntos de vista radicales  en cuanto a utilidad; es decir, la aplicación del conocimiento como proceso resolutivo.Ya que si bien se puede observar en proezas científicas para un bien humano, es ineludible visualizar la utilización dichos avances para todo lo contrario. La tecnología siempre ha incurrido directamente en dichos sucesos, debido a la manera de agilizar procesos industriales para tener un producto de manera más rápida y de calidad, claro es, por la demanda.

Por otro lado la capacitación y adecuación de la manera de hacer las cosas de manera más fina y menos intuitiva conllevó a un proceso de raciocinio distinto, donde la educación fue el centro de atención para la generación de personas capaces de aludir a la inteligencia como primera herramienta.  Por ello la necesidad de establecer métodos de enseñanza más allá de la educación no formal, es decir la del comienzo de las instancias educativas, pasando por todas sus adecuaciones y ecuaciones necesarias hay también letargos en dichos procesos, hoy en día es innegable. La confirmación de un conocimiento en su aplicación como ya se dijo con aspectos de tecnología, es el ejemplo perfecto de la materialización de esa herramienta: “la inteligencia”. Es aquí dónde se encumbran los preceptos científicos Pedagogía y Tecnología con ello una información globalizada en automático surge la paradoja: “a mayor información, mayor número de ideas y su aplicación”, pero en un contexto nacional no ocurre de tal manera.

El advenimiento y la implicación de la tecnología en la vida cotidiana hasta hace 20 años no era inminente como hoy en día, por lo tanto la cotidianidad tecnológica se convierte en una necesidad y no en un “lujo”. Es difícil establecer en qué disciplina no se ha logrado infiltrar la tecnología. Ahora, si se habla de una en específico, el aparato cultural como uno de esos elementos no es la excepción. Entonces, estaríamos hablando de un “proceso de insurgencia a su nata procedencia, es decir de una propia renovación de principios en su creación”. Un ejemplo en particular serían las hojas de papel y la tinta para redactar un texto, hicieron el viaje a una plataforma virtual. Es aquí donde una dicotomía antes vista, desaparece. Donde la pedagogía y la tecnología incurren de diferentes procedencias a un fin común, a una búsqueda y/o muestra de conocimiento y precisamente a hipótesis y claro, la generación de más preguntas para sus inalienables respuestas. Sin dejar a un lado el usuario final de estos complejos procesos.

Tomando en cuenta lo anterior como un proceso evolutivo, es notable que ese término conceptual ha hecho lo suyo al adentrarse de la biología a la tecnología y en los procesos nuevos y emergentes de aprendizaje.

Como parte de dichos procesos emergentes de aprendizaje, surge la propuesta del TDEI (Taller de Desarrollo Empresarial Infantil) la cual tiene como objetivo el fomento de la creatividad e innovación en niños y adolescentes de nivel básico, promoviendo la cultura emprendedora y el manejo de tecnologías de la información con talleres como: Negocitos, Programación de videojuegos, Robótica y Animación 3D,  a través de la metodología de enseñanza:

Tecnología + Creatividad + Innovación + Diversión = Aprendizaje significativo.

Implícito en el slogan de la empresa hidalguense Kronos, “Innovación pedagógica a tu tiempo” se retoma la importancia del acceso a la información para el uso óptimo de las Tecnologías de la Información Y Comunicación (TICS) en nivel básico.  Regresando  a los procesos intuitivos para la resolución de problemas  de manera lúdica para la adquisición y transformación de dichos conocimientos.

María Gorretti Chávez  Urrutia, Kronos Innovación