Columna Ciencia y Tecnología

Innovación

La innovación es un camino de éxito, que se plantea en tantas perspectivas, desde Einstein para obtener resultados diferentes, Kloter para marcar un camino de competencia, González Moore quien nos ínsita a la constancia, y también Jobs en los factores distintivos, así que como pueden ver la innovación puede surgir de cualquier lugar, pero debe estar acompañada de acción y resultados para que adquiera credibilidad. Es necesario impulsar capacidades y tecnologías del entorno para potencializar la investigación, desarrollo científico y tecnológico que brinden las herramientas con las cuales poder construir las oportunidades que la imaginación, la creatividad, la experiencia, o la fortuna nos esboza, para  poder crear oportunidades, mercados, métodos de trabajo, líneas de negocio o reingenierías de proceso.

La empresa TIZAQUIM con la dirección del Ing. Francisco H. Cadena Uribe, se ha caracterizado por la sustentabilidad e innovación en sus procesos y líneas de negocio, es una empresa comprometida con el medio ambiente al observar la gran contaminación que producen los desechos industriales y que muy pocas veces son reutilizados, por ello los proyectos que se desarrollan permiten emplear la tecnología  y aplicarla a los residuos industriales, cuyo destino final solía ser rellenos sanitarios, destrucción térmica o en el peor de los casos en lugares donde no se tiene un control y crean un severo daño al medio ambiente.

El proyecto principal es una Planta Piloto de Transformación en Pellet de Termoplásticos Impregnados con Residuos Industriales, que permite no sólo contribuir al cuidado del medio ambiente, también este termoplástico puede reingresar a la cadena productiva mediante la implementación de prototipos que ofrezcan una solución a este punto, este proyecto logró la aprobación y apoyo del Gobierno Federal en el Programa de Estímulos a la Innovación, que permite tener una mayor competitividad y productividad en el mercado, además de contar con el apoyo de CITNOVA en su formación de capital humano de alto nivel y fomentar el desarrollo científico y tecnológico.

Haciendo hincapié que se desarrollan proyectos que sean productivos y que no terminen siendo un elefante blanco, ya que las empresas suelen desmotivarse en la inversión de investigación y desarrollo de presentarse el caso, por lo que al canalizar fuerzas se  tiene una magnitud superior, y esto es lo que implican los modelos de la triple hélice que en conjunto pueden dar soluciones integrales, viendo la situación de diferente perspectiva, sin olvidar el objetivo en común.

Hoy en día se trabaja en un Proyecto a largo plazo, el cual involucra el empleo de energías alternativas para lo cual tuve la oportunidad de tomar capacitación en un curso de “Eficiencia Energética en la Infraestructura y el Transporte” en diversas partes de Alemania, quien es hoy en día potencia mundial en el empleo de energías alternas, quienes ya pasaron la fase de generación hacía la implementación, resaltaré que a pesar de su inhóspito clima, con tenues rayos de sol, este no es un impedimento para el empleo de tecnologías fotovoltaicas, además de contar con la generación de energía a partir de múltiples métodos de generación eléctrica, con ello se adquirió el know-how, para la implementación de este tipo de tecnologías en la empresa. El objetivo es llegar a tener una “Smart Factory” que comienza con la sensibilización y capacitación del personal hacía el uso óptimo de energía eléctrica, que puedan ver los beneficios que al disminuir contribuyen a reducir emisiones de CO2, programando actividades para evitar horas pico donde el costo por kw es mayor al de un horario con menor actividad, para empezar implementar energías renovables hasta un nivel que permita ser autosustentable en generación eléctrica, que pueda conllevar a una electromovilidad en la manipulación de materiales y logística de servicio radial, y a su vez un monitoreo y autorregulación del sistema.

Cabe la posibilidad de evaluar el valor que le damos a nuestro país, ya que contamos con muchos recursos y un capital humano sobresaliente, para seguir el camino de la innovación, para  crear una respuesta donde aún no existe una pregunta.

M.I.P Erick Guevara Lubián

Gerente de Investigación y Desarrollo de TIZAQUIM S.A de C.V