Columna Ciencia y Tecnología

Alumnos de la UPMH construyen aeronaves de radio control

Durante la formación profesional, los estudiantes del Programa Educativo de Ingeniería en Aeronáutica de la Universidad Politécnica Metropolitana de Hidalgo, en su materia de Diseño de Aeronaves, se encargan de ejecutar todo el proceso de diseño que una aeronave conlleva para su manufactura.

Omar López Pérez, Enrique Olivares Carrillo, Gabriel Martínez Guevara, Eunice Domínguez Cuandón, Fernando Antonio Hernández Herrera, Carlos Alberto Gutiérrez Moreno, fueron algunos de los alumnos que construyeron una de estas naves de radio control, es decir, una aeronave no tripulada, en el octavo cuatrimestre de su formación.

“El diseño de una aeronave, se divide en tres fases, las cuales vamos desarrollando a lo largo de un cuatrimestre” explica Omar López, ahora estudiante del último cuatrimestre de la ingeniería. La primera, es la fase de diseño conceptual, la segunda es la de diseño preliminar, y por último, la fase de Diseño a Detalle.

El diseño conceptual de una aeronave consiste en identificar el problema a resolver; es decir definir la misión para identificar qué es lo que se busca que la aeronave ejecute o realice. En el caso particular de los estudiantes, debido a que la nave es con fines didácticos, el único requerimiento es que vuele.

Entre las características de esta primera fase, se pueden definir varios aspectos como lo son: el peso de la aeronave y sus dimensiones, así como el peso que puede sostener, entre otras.

Una vez que se ha trabajado en la primera etapa, y que se ha aprobado la misma, queda definido el diseño conceptual, y es momento de alcanzar la segunda fase. “El diseño preliminar es la fase más compleja” argumenta Omar López. En esta fase, se comienza a dimensionar la nave, así como todas sus especificaciones técnicas como lo es la geometría del ala, basado toda esta construcción en análisis estructurales y aerodinámicos.  Teniendo todos los requisitos necesarios para cada una de estas áreas, se obtiene el modelo “preliminar”. Tener un modelo preliminar, es tener un diseño definido matemáticamente.

Viene por último, la fase de diseño a detalle, la cual es el comienzo de la construcción de la aeronave. En esta etapa final, se elabora la estructura del ala, la estructura del fuselaje, como se van a empotrar las alas (para soportar el peso de la aeronave durante el vuelo), para posteriormente comenzar la construcción de las piezas y finalmente, el ensamblaje.

En el caso específico de los alumnos, para la aeronave de radio control, se utilizó madera de balsa, (la madera de balsa es una madera suave, liviana y resistente cuyo uso es muy popular en la fabricación de maquetas, tableros y embalajes), tuvo una forma rectangular, utilizó ala alta (normalmente utilizada para aeronaves de carga) y de envergadura (distancia de punta a punta de ala) de 1.36 metros. El peso máximo de despegue de la aeronave es de 3 kilogramos.

La velocidad mínima es de 3.21 nudos y la velocidad de maniobra (La velocidad de maniobra es la máxima velocidad a la cual debe volar el avión en turbulencia) es de 7.86 nudos.

El sistema de radio control se llama avionics, y consiste en una batería que alimenta los motores para mover las superficies de control como los son los alerones.

Aproximadamente el costo de esta aeronave fue de seis mil pesos. “La construcción de esta aeronave fue una evaluación final, en la cual nuestra calificación fue 10, debido a que dicha aeronave voló con éxito” señaló el estudiante.

La formación de profesionistas, que se desempeñen con eficiencia en la investigación, el diseño, la construcción, la instalación y el mantenimiento de las aeronaves, es el objetivo de la carrera de Ingeniería en Aeronáutica.

El espíritu emprendedor, la creatividad, la disciplina, y la confianza son piezas clave para el desempeño de los estudiantes. La motivación por parte de los profesores, de los padres de familia, también toma un papel importante en esta etapa de su formación.

 La finalidad de la creación de prototipos como esta aeronave de radiocontrol, es que los estudiantes innoven, con ideas que mejoren la calidad de vida de las personas, que sean sustentables y sostenibles.

Nerviosismo, entusiasmo y expectativa fueron los sentimientos de este grupo de estudiantes al ver volar por primera vez su aeronave, demostrando una vez más que el ingenio hidalguense no tiene límite.

 

Mtra. Dayra Olguín Corres

Catedrático de la Universidad