La historia en breve

Dos mujeres, 19 hombres y una gran victoria en puerta

La asamblea de los estudiantes del Politécnico dio a conocer a las 21 personas seleccionadas para participar en el diálogo público con funcionarios del gobierno federal que, presumiblemente, tendrá lugar mañana. Son 19 hombres y dos mujeres: Areli Ruiz, de Relaciones Comerciales, y Zamantha López, de Biotecnología. Sorpresiva disparidad sexista en un movimiento escrupuloso con las formas y los símbolos.

¿Cómo recordaremos en unos años a estos jóvenes, hasta hoy eficaces, inteligentes, de una pieza, blancos? Antes que nada, como la generación que abrió la discusión de la problemática en el Politécnico. La ex directora Yoloxóchitl Bustamante puso el dedo en la llaga con el nuevo reglamento interno (un documento que merecía mejor lectura y suerte), pero no midió las consecuencias. Los estudiantes la doblaron con facilidad y apuntaron a la Secretaría de Gobernación. Sin intermediarios.

Pasó un mes del encuentro en la calle con el secretario Osorio Chong. Un mes sin frutos. Un mes sin clases. Pero a juzgar por las decisiones de ayer, la asamblea de los estudiantes parece haber flexibilizado posiciones. Pueden estar cerca de una victoria gigantesca si entienden que su lucha es por la transformación del Politécnico, no del país. Si aceptan que ya ganaron mucho. Si comprenden que son una continuación virtuosa de aquel también triunfal CEU de los 80 que exclamaba en los diálogos públicos, transmitidos por Radio Universidad: ha terminado el tiempo de lo siempre ajeno, lo nunca nuestro.

Es hora de volver a clases. Y de celebrar.