La historia en breve

Las medias rojas de Felipe Calderón

Hay imágenes que trascienden el plano del registro, el ámbito del documento. Once meses después de entregar la Presidencia de la República, Felipe Calderón se pone la chamarra de los Medias Rojas de Boston para ir al Fenway Park, al sexto juego de la Serie Mundial. Sube a las cabinas de televisión del proverbial parque de pelota. Le colocan la diadema para que escuche y diga. Él se deja querer. Un académico que sabe vivir el tiempo libre. Un jubilado que entiende que no reír es una necedad.

¿Qué no a estas alturas estaría quebrado ante los tribunales legales y morales porque, según sus críticos, “disparó la deuda pública, sumó 7.3 millones de pobres, consintió la corrupción y la mala calidad educativa y es responsable de 100 mil muertos y 25 mil desaparecidos por su fallida guerra contra el narco”? ¿Qué no estaría ya derrotado por la historia, como un vulgar Fujimori, un Videla reloaded?

Se dirá que unas veces se tiene suerte y otras no, y que toda biografía está sujeta al azar. Lo cierto es que acompañó el triunfo del “B Strong” (“Seamos fuertes”) en esta ciudad de luces y libertades martirizada en abril por los criminales. Y que subió las fotos a Twitter. Y que parece orgulloso de su personaje 2013.

De Red Sox Calderón.

Vea aquí la imagen de Felipe Calderón, en el sexto juego de la Serie Mundial: http://mile.io/19hNzF4