La historia en breve

Así "mató" a "El Chayo" el gobierno de Calderón

Solicité una tarjeta informativa a quienes enfrentaron a La Familia michoacana el 8 y 9 de diciembre de 2010. Recibí en respuesta una sucinta descripción de hechos:

Primer momento

* El área de Inteligencia de la Policía Federal recibió información de que El Chayo estaba en una reunión. Se armó el operativo para capturarlo.

* Después de horas de enfrentamientos (“los delincuentes colocaron múltiples retenes”), se detectó con un dron un “impresionante convoy de camionetas” en la Sierra Madre del Sur, entre Apatzingán y Tumbiscatío.

* Un helicóptero alcanzó al convoy. Los delincuentes abrieron fuego contra el helicóptero, que en esa época no estaba artillado. Los policías federales respondieron con sus fusiles.

* Se detectó en la frecuencia de radio de los delincuentes y en teléfonos celulares que El Chayo murió bajo ese fuego. “Un informante confirmó haberlo visto en el suelo con una herida en la cabeza”.

Segundo momento

* Los delincuentes le hicieron un ritual luctuoso en homenaje y clamaron venganza (algunos medios difundieron partes de un video de esa ceremonia, donde habló La Tuta).

* Cerca del lugar de los enfrentamientos, los delincuentes colocaron cruces por los muertos, entre ellas una con el nombre de El Chayo.

Repregunté si la información del área de Inteligencia de la Policía Federal fue proveída por Estados Unidos. Recibí en respuesta un escueto: “Muy probablemente”.

Y una frase final: “Fue un error no haber insistido que la información de la muerte de El Chayo no estaba confirmada y podía revertirse. Se manejó información imprecisa”.