La historia en breve

El libro de Calderón, nunca le declaramos la guerra al "narco"

Esta noche, en el Club de Industriales, Felipe Calderón presentará Los retos que enfrentamos, su primer libro como ex Presidente de la República.

En 11 capítulos, Calderón revisa con estructura de científico social y una tenue autocrítica los puntos esenciales de su gobierno: de la economía y la infraestructura a la salud; de la educación a, desde luego, la estrategia de seguridad, a la que dedica 50 de las 339 páginas.

Interesante la fuerza con que refuta el concepto guerra al narco: “De manera equivocada se dice que fue la prioridad del gobierno (…) Esa interpretación es en el mejor de los casos imprecisa (…) Más que una ‘guerra contra las drogas’, cosa que es absolutamente falsa, mi gobierno se avocó a resolver un problema medular: proveer seguridad a las familias mexicanas amenazadas por la delincuencia”.

Refiere una pax narcótica rota durante el gobierno de Vicente Fox. Puntualiza la escalada de violencia a partir de 2003, la expansión de 50 a 276 municipios dominados por los criminales. Explica cómo un problema de seguridad pública se convirtió en uno de seguridad nacional. Machaca que el desplazamiento de las fuerzas federales ocurrió siempre a solicitud expresa de las autoridades locales. Es severo en la crítica a los gobiernos de Guerrero, Tamaulipas y, especialmente, Michoacán. Y concluye con un complaciente, “antes de mi gobierno se debilitaban las instituciones de seguridad y justicia y el crimen se fortalecía; ahora las instituciones se fortalecen y el crimen se debilita”.

Una narrativa que el actual gobierno repite. Sin dar crédito autoral, por supuesto. Buena provocación político-académica.