La historia en breve

Qué distintos se ven Cuauhtémoc y López Obrador

Qué distintas se ven las figuras de Cuauhtémoc Cárdenas y Andrés Manuel López Obrador. Leí notas y crónicas del fin de semana, revisé los videos, las fotos, seguí las redes sociales y tuve un sentimiento parecido al de mediados de 2005, cuando el tabasqueño superaba al ingeniero en las preferencias por algo así como 95 a 5, pero éste hablaba de una cuarta candidatura presidencial y se resistía a aceptar que aquel año, uno antes de los comicios, había un mejor candidato.

En la protesta anti-Televisa versión 2014, Cuauhtémoc parece uno de esos héroes de guerra que marchan por ahí arrastrando las glorias. Su discurso no va mucho más lejos del estamos demandando que no haya ninguna limitación a los derechos ciudadanos en las leyes secundarias en materia de telecomunicaciones. Discurso fácil para los históricamente convencidos.

Sólidas, en cambio, sonaron las palabras expresadas ayer por López Obrador en Tuxtla Gutiérrez: “Si lo quiere la gente y estoy vivo, voy a participar de nuevo como candidato a la Presidencia de la República en 2018”.

La izquierda ha tenido solo dos candidatos en 26 años: Cárdenas, de 1988 al 2000; López Obrador, de mediados de la primera década a la fecha. Si está vivo (ojalá lo esté), y para como se ven las cosas, no solo será el candidato de Morena, sino que probablemente obtendrá más votos que el del PRD, si no es que al PRD no le queda más que volverse a plegar a él.

Cuauhtémoc hace “cadenas humanas” sabatinas en Paseo de la Reforma para una clientela pequeña y segura. López Obrador se sigue partiendo el lomo. Ganando voluntades.