La historia en breve

Un beso, Génesis, en donde estés

Minutos antes de que se anunciara la muerte de Génesis Carmona, yo escuchaba las reflexiones, la denuncia de Álvaro Uribe. “Es muy grave que el tema de Venezuela no sea de atención, porque todos los países nuestros, con excepción de Cuba, somos signatarios de la carta democrática que obliga a respetar los principios democráticos al interior de cada país, y a hacer que se respeten en donde estén siendo violados”, me dijo el ex presidente de Colombia, a quien el presidente Nicolás Maduro señala como uno de los cerebros de las protestas. “Lo de Venezuela es tan grave como lo de Siria. Entonces, ¿por qué ese descuido, eso de que no nos importa Venezuela, cuando están asesinando a una población por, simplemente, expresar un disenso político”.

Génesis Carmona era una joven reina de belleza que el martes salió a protestar en la ciudad de Valencia. Los videos son implacables. Hombres armados abriendo fuego contra los manifestantes. Una bala encontró la cabeza de Génesis, 21 años.

Le digo a Uribe que lo de Siria es muy exagerado. “No”, reprocha. “Mire el asesinato de jóvenes. Mire las bandas criminales entrenadas por la dictadura castro-chavista. El gobierno de Venezuela ha sido un promotor de la violencia, ha sido un proveedor de armas a pandillas venezolanas que se crean para maltratar a los disidentes políticos”.

Y en el caso de Génesis, para matarlos.

“Lo mío es un apoyo de corazón, de convicción”, concluye Uribe. “Un hoy por ti, mañana por mí. Un apoyo a este grito democrático del pueblo de Venezuela contra la dictadura que lo pisotea”.

En donde estés, un beso, Génesis.