La historia en breve

¡Hoy por hoy no hay secuestros en Veracruz!


Eso dijo el martes el gobernador Javier Duarte.

La réplica al triunfalismo de Duarte no salió de la oposición política ni de las organizaciones ciudadanas. El sitio e-consulta.com registraba ayer las palabras del comandante de la Primera Brigada de Infantería de la Secretaría de Marina, Rafael López Martínez, quien aseguraba que “solo en la zona centro de Veracruz se reportan entre tres y cuatro secuestros cada semana, por lo que la entidad no está libre de ese delito ni mucho menos”.

La información oficial tampoco apuntala al gobernador, al menos hasta ayer en la tarde, pues el índice de incidencia delictiva del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) no había cargado las cifras de febrero. Los últimos datos marcan 122 secuestros en Veracruz de enero de 2012 a enero de este año. Y como para robustecer las voces de quienes desacreditan este índice (alimentado por los ministerios públicos estatales), la tendencia reciente es de una uniformidad que mueve a la sospecha: nueve secuestros en septiembre, 10 en octubre, nueve en noviembre, 10 en diciembre, 10 en enero.

La organización Alto al Secuestro es más severa con Veracruz: 164 casos entre diciembre de 2012 y enero de 2013.

Quizá hoy, mañana, nos llevemos la sorpresa de que en el recuento de febrero del SNSP Veracruz marca un cero redondo. Mientras tanto, y asumiendo que una de las funciones de un gobernante es hablar bien de lo suyo y levantar el ánimo colectivo, Javier Duarte podría ser más cuidadoso con las palabras.

Hizo bien, por lo pronto, en eliminar del sitio del gobierno de Veracruz la desafortunada expresión triunfalista del martes.