La historia en breve

¿Entonces qué, hoy hay más o menos secuestros en México?

Es falso que los secuestros estén disminuyendo en México, increparon a un tiempo Alto al Secuestro y el Observatorio Nacional Ciudadano.

Ambas organizaciones habían objetado ya por ese motivo al gobierno del presidente Peña Nieto. Pero las declaraciones el fin de semana del coordinador nacional antisecuestro, Renato Sales, derramaron el vaso.

Sales, sin embargo, solo sumó y restó los números actualizados que el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) divulgó días antes. Y en esa base de datos, en efecto, los secuestros en las 32 entidades reflejan una caída de 13 por ciento entre junio y julio y 7 por ciento respecto del periodo enero-julio de 2013.

El problema, detectó Alto al Secuestro, es que ese indicador no incluye las denuncias ante el Ministerio Público federal. La crisis de Valle de Bravo es un ejemplo redondo: las víctimas optan por no denunciar en el Estado de México y los gobiernos locales contestan que, como no hay denuncias, no hay secuestros. Y como las denuncias se presentan en una instancia federal, ¡el índice del SNSP no las registra!

“Por eso afirmamos categóricamente que en lo que va del año, los secuestros han aumentado 50 por ciento”, me dijo Isabel Miranda de Wallace, presidenta de Alto al Secuestro. “Por eso afirmo que con las cifras que el año pasado se reconoció que aumentaban los secuestros, hoy decimos que están bajando”, me dijo Sales.

¿Entonces? ¿Hay más o menos secuestros en México? Sin un índice completo del SNSP será difícil aceptar que la incidencia de ese gravísimo delito se mueve a la baja.