La historia en breve

Entiéndanlo, no nos gusta la suya

El lunes hicieron como que no escucharon, pero ayer los coordinadores del PRI en el Senado y la Cámara de Diputados, así como el secretario de Gobernación, salieron a reprobar la idea del líder de los senadores del PRD, Miguel Barbosa, de que lo mejor sería dejar la reforma energética para febrero. Nada de eso, afirmaron los tres: ¡se aprobará en diciembre!

¿Qué piensa el novio de la boda, qué piensa el PAN, cuyos votos resolverán contenidos y tiempos de la reforma energética? ¿Hace una diferencia para el PAN que sea en diciembre o en 2014?

“Hace una diferencia para el país”, inclina la balanza el coordinador de los senadores panistas, Jorge Luis Preciado. “Porque como va la economía en el país, las cosas se ven complicadas. Creemos que es necesario que haya inversiones lo más pronto posible. Y la forma más segura en este momento sería con una reforma energética que nos permita atraerlas”.

—Están por aprobarla en diciembre —recalco.

—Si y solo si es la reforma planteada por Acción Nacional —precisa Preciado—. Ir con otro modelo, no nos ayudaría mucho.

—¿Si y solo si con la reforma del PAN?

—Así es: producción compartida y concesiones. Fondo Mexicano del Petróleo y las dos comisiones: Hidrocarburos y Energía.

—No con la iniciativa del presidente Peña Nieto.

—No, esa no nos gusta, porque solo llega a contratos de utilidad compartida. No nos gusta.

—¿Es tu opinión?

—Es la de 37 senadores y 102 diputados, con el aval de la dirigencia nacional.

Enterado, pues. Y lo dicho aquí el 31 de octubre: el gobierno de Peña Nieto queda en las manos del PAN.