Malas compañías

El carapálida

El escultor Fernando Cano cuenta con más de 50 piezas narrativas sobre sus vivencias; una suerte de anecdotario que sintetiza sus aficiones, sus deseos, sus fobias; sus remembranzas: la nostalgia.

Relatos sencillos, genuinos que el autor ofrece a modo de metáforas de vida y de batallas.

Son una evocativa recurrencia cronológica: va desde su infancia hasta ahora; en cada una de esas piezas Fernando cuenta a detalle uno que otro sentimiento y una que otra visión personalísima del acontecer que le ha tocado vivir.

La narrativa reseña esos terruños que marcaron la vida del artista. Su pueblo natal y minero, la primera raíz familiar: El Oro, Estado de México, el reino de los primeros juegos y vivencias del niño de ojos azules, del niño carapálida.

En los escritos habitan los recuerdos, las nostalgias y las alegrías. Se asoma en ellos, el humor fino e inteligente del escultor.

Relata su vida en la tradicional colonia Portales, de la Ciudad de México, donde el joven Carapálida llega al colegio católico, o donde a la postre trabaja en una fábrica de acero: su primer acercamiento con el metal.

La vida de Cano trascurre en esas calles de la colonia popular chilanga. Y luego la llegada a Toluca; del Calvario y Capultitlán, donde está el jardín donde crecen mujeres aladas: su casa.

Todas esas piezas narrativas dan cauce al libro "El Carapálida, historias de un tal Vul-Cano", editado por la Universidad Autónoma del Estado de México, el cual presenta 41 anécdotas y seis juegos; además de cinco canciones de la autoría del escultor que han sido musicalizadas por el grillo mayor, Juan Manuel Corona, del entrañable programa radial "Grillos madrugadores", de Radio Mexiquense.

Con este libro se honra al maestro, y se difunde un lado poco conocido del escultor: la escritura. Sus historias confeccionadas en largas horas solitarias en su taller del Calvario, en esos momentos de recreo, cuando descansa de su tarea de forjar la vida en piezas escultóricas.

Ha sido a través de la escritura y de la escultura como Fernando ha enfrentado mis miedos, anhelos y pasiones. Felicidades.

El libro está a la venta en las librerías universitarias. Un gusto su lectura.