Malas compañías

Escuela de Escritores del Estado de México

Hoy vive tiempos difíciles y grandes incógnitas: el sector oficial ha retirado la pequeña subvención para continuar ofreciendo el diplomado y los talleres de creación literaria.

Queda a la deriva nuestra Escuela de Escritores "Juana de Asbaje", un espacio que fomenta la creatividad.

Bajo la conducción de su directora, la poeta Flor Cecilia Reyes, contribuye a la formación de escritores en narrativa, poesía y ensayo, así como del guión para cine, radio y televisión.

Ha sido un lugar didáctico generoso: profesores de absoluta y reconocida calidad.

Alumnos mexiquenses han obtenido (a costos por debajo de otras escuelas especializadas) conocimiento, técnica y guía para abordar los géneros literarios o aportar al periodismo cultural.

El saber impartido también alcanza para incursionar en la promoción cultural y fomentar la lectura.

Esta escuela estatal se ubica físicamente en el Museo del Barro de Metepec, antes Casa de Cultura, donde opera apenas con una pequeña oficina y un salón de clases.

Tiene casos exitosos, alumnos cuyos nombres forman parte de los catálogos editoriales del gobierno estatal, de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), ayuntamientos, así como de grupos independientes.

Han sido becarios o ganadores de premios literarios:

Paulina Monroy, Víctor Hugo Juárez Herrera, Alonso Guzmán, Andrés Torres Scott, Daniel Bernal Moreno, Mauricia Moreno, David Coronado, Juan Carlos García Valdés, Odilón Ortiz, Servando Baltazar, Irma Tapia, Rocío Franco, Daniel SanMateo, Fabiola Monettti, por mencionar algunos.

Desde su inicio los profesores han sido pieza fundamental en este proyecto. Han sido escritores en activo y de reconocida trayectoria en el medio literario:

Alejandro César Rendón, Oscar de la Borbolla, Emanuel Carballo, Guillermo Fernández, Dolores Castro, Alberto Chimal, Ricardo Bernal, Gonzalo Celorio, Eduardo Casar, Víctor Hugo Rascón Banda, Alberto Chimal, Eugenio Núñez Ang, Alfonso Sánchez Arteche, Roberto Fernández Iglesias, Alejandro Ostoa, y más.

No son claros los motivos por los que se ha decidido retirarle el apoyo: un embate más a la cultura, a los creadores y a la expresión.