Malas compañías

Amor de mis amores

La generación X, aquellos individuos que nacimos de 1961 a 1981, aprendimos a escuchar canciones de Agustín Lara por nuestros abuelos.

Olvidamos a Lara en los terribles (y fluorescentes) años ochenta. Y una década después lo desempolvamos por dos aspectos: la cantante Chavela Vargas alcanza mayor notoriedad interpretando canciones como "Piensa en mí" y, en segundo lugar, esa misma canción pero interpretada por la cantante española Luz Casal; se convierte en un referente dentro del mensaje cinematográfico del guionista y director Pedro Almodóvar.

En el almodrama icónico "Tacones Lejanos", vimos la transformación de Miguel Bosé, del juez Domínguez a la drag queen Letal, para interpretar "Piensa en mí", en el Villa-Rosa, de Madrid: "Ya ves que venero/tu imagen divina".

Cierro los ojos y veo a mi abuela, -querida, siempre querida- alistarse frente al espejo. Levantándose las pestañas, delineándose la ceja o los labios con esos cosméticos Max Factor, tan imprescindibles en su tocador.

La veo dejándose una ondita pegada a la frente y marcándose un lunar en la mejilla. Puedo imaginar el olor a su perfume y su tarareado de alguna melodía de Lara, salida del radiocasete en aquellos años setenta.

"Poniéndo la mano en el corazón", otro nostálgico referente fue mi abuelo y su gusto por el pasodoble español. Esa música (y letras) que es fundamental en la fiesta brava. El pasodoble taurino de Lara que como gestas heroicas son representaciones clásicas en el reino de la torería.

Explorando los recuerdos de esa generación X a la mexicana, no podía faltar Javier Solis cantando las españolerías de Agustín en ese álbum que seguramente existió en la mayoría de los hogares mexicanos de aquella época.

No sé por qué a Agustín Lara lo relaciono con Hipólito, el pianista de la novela Santa, de Federico Gamboa. (Queda como una interrogante personal).

El flaco Lara-lara-lara.

En la pasada edición del festival Quimera se presentó la cantante veracruzana Natalia Lafourcade, una joven que -entre muchos, muchísimos méritos- puso a cantar a las nuevas generaciones temas de Agustín Lara.

Miles de voces en la plaza Juárez de Metepec, coreando "aventurera", hace que crea aún más en la juventud.

Natalia. Estupenda.