Carta de viaje

Wikipedia

Jimmy Wales describió así el sueño en el que estaba inmerso: “Imaginemos un mundo en que cada persona tiene el acceso libre y gratuito a la suma de todo el conocimiento humano”.

La conferencia anual de Wikipedia acaba de concluir en Londres. La enciclopedia de la red es hoy más frecuentada que nunca, con alrededor de 9 mil millones de páginas vistas cada mes en su versión en inglés, que cuenta con 4.5 millones de artículos (tenía tres millones hace apenas cuatro años). Es el quinto sitio más visitado del mundo pero, a pesar de todo, sigue siendo dirigida por una pequeña asociación sin fines de lucro: la Wikimedia Foundation. Su financiamiento depende casi exclusivamente de las donaciones, que el año pasado fueron de 52 millones de dólares.

El contenido de la enciclopedia en línea, como sabemos, es realizado por miles de voluntarios que trabajan sin cobrar. La idea parecía impracticable en 2001, cuando fue lanzada al aire. Ya no. En 2012, un estudio de la Universidad de Oxford demostró que hay menos errores en la Wikipedia que en la Encyclopaedia Britannica (y que las fuentes, además, están más claramente citadas). El número de personas que contribuyen a la versión en inglés se ha reducido casi a la mitad desde 2007, pero las contribuciones crecen en otras lenguas. Según el último registro, hay alrededor de 33 mil colaboradores activos —es decir, que tienen un promedio de cinco contribuciones al mes.

“La Wikipedia no publica anuncios”, escribió Gabriel Zaid, para quien este proyecto ha sido la sorpresa del siglo XXI. “El secreto para que sea gratuita está en el entusiasmo de una multitud de colaboradores que trabajan gratis desde su casa; en un grupo de líderes, también voluntarios, que se reparten la supervisión y toman decisiones sobre el material recibido, y en que el personal pagado a tiempo completo se reduce a unas cuantas decenas de personas en oficinas modestas”. Son hoy en total, increíblemente, apenas 200 personas.

La idea de la Wikipedia fue lanzada por el empresario Jimmy Wales, quien aparece relajado en las fotos de la conferencia anual de Londres, donde vive: sin rasurar y sin corbata, en medio de los dos mil delegados que asistieron, algunos sentados con sus computadoras en el suelo. A diferencia de Jeff Bezos (Amazon), Larry Page y Serguéi Brin (Google), entre otros, Jimmy Wales no le dio nunca un giro comercial a su empresa. En marzo de 2000, a los 33 años, fundó una enciclopedia llamada Nupedia, y puso como redactor en jefe a Larry Sanger, un muchacho criado en Alaska. Sanger propuso, el 10 de enero de 2001, la idea de utilizar un wiki para ayudar a escribir aquella enciclopedia (el término viene del hawaiano wiki: rápido —es decir, un sitio web cuyas páginas pueden ser editadas por varias personas). Wales autorizó a Sanger a proseguir con el proyecto, bajo su vigilancia. La historia es la siguiente: “Wikipedia empieza el 15 de enero de 2001 con Larry Sanger como redactor en jefe asalariado, quien da el nombre de Wikipedia al proyecto. Jimmy Wales y Larry Sanger crean en conjunto los principios fundadores, escribiendo los primeros artículos y estableciendo una comunidad vía internet, durante el primer año de existencia. Al comienzo, Wikipedia estaba prevista para ser una wiki que aportara contribuciones a Nupedia. Sin embargo, Wikipedia creció tan rápidamente hasta sobrepasar las capacidades de verificación de los nuevos artículos de Nupedia. Wales declaró que, al inicio del proyecto, estaba tan inquieto por este nuevo concepto que podía despertarse en medio de la noche para verificar si el sitio no había sido degradado” (http://es.wikipedia.org/wiki/Jimmy_Wales) Sanger renunció después, con lo que comenzó con Wales una larga disputa sobre la paternidad del proyecto.

A pesar de que algunos proyectos no despegaron, como WikiNews, que debía reunir artículos gratuitos de tipo periodístico, pues las contribuciones eran raras, el éxito ha sido la norma. Y los planes de crecimiento de la Wikimedia Foundation son muy ambiciosos: Wiktionary (un diccionario en línea, en varias lenguas), WikiVoyage (una guía turística gratuita y accesible a todos sobre el mundo entero), WikiBooks (una biblioteca de textos pedagógicos), WikiMedia Commons (una gigantesca base de fotos, videos y sonidos, libres de derechos para ser utilizados por todos). Y por supuesto, Wikipedia. Jimmy Wales describió así el sueño en el que estaba inmerso: “Imaginemos un mundo en que cada persona tiene el acceso libre y gratuito a la suma de todo el conocimiento humano. Es lo que estamos haciendo”.

ctello@milenio.com