Carta de viaje

Beber en México

México toma sobre todo cerveza, pero no mucho, bebe de hecho menos que el resto de los países americanos y mucho menos que los países europeos.

Todos los domingos que regreso a casa del pueblo donde suelo pasar los fines de semana me topo con una fila interminable de borrachos. Beben cerveza, en grupos de tres o cuatro, y colocan las botellas vacías a su alrededor, docenas de botellas, como noto que también hacen en la mayoría de los pueblos que conozco en México. Siempre había pensado, por eso, que bebemos mucho en nuestro país. Pero resulta que no, de acuerdo con un reportaje publicado en Francia por Le Monde.

“¿Cómo bebe alcohol la población mundial?”, preguntan los periodistas Mathilde Damgé y Samuel Laurent en Le Monde. Su reportaje está lleno de sorpresas (al menos para mí). “El 48 por ciento de la población mundial adulta jamás en su vida ha consumido alcohol, de acuerdo con la base de datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS)”, afirma sin ambages el reportaje en su primera frase (la población adulta la forman todas las personas mayores de 15 años). ¿Qué sucede entonces con el resto de la población? ¿Cómo bebe? La conclusión de la OMS es que los países, como norma, tienen un consumo fuerte y regular de alcohol en proporción a su desarrollo —o sea, entre más ricos son, más beben—. Así, la geografía de los bebedores es la siguiente. Hay un consumo de alcohol dominante en Rusia, seguido por los países de Occidente (Europa y Norteamérica, y también Australia y Nueva Zelanda). Los países que menos beben están en Asia y África, y entre ellos, sobre todo, los que tienen por religión el Islam. El continente americano se encuentra a la mitad. Ahí, los países que menos beben son Guatemala y Honduras (dos de los más violentos, por cierto), seguidos por México, Colombia, Ecuador y Bolivia. El resto de los países tiene un consumo similar de alcohol por habitante, pero hay uno que bebe mucho más que todos los demás: Canadá, con niveles similares a los de Europa. México tiene un consumo total por adulto mayor de 15 años de entre 5 y 7.4 litros de alcohol puro por año (medido en 2010 por la OMS). Rusia, en cambio, tiene un consumo total de más de 12.5 litros por año. En cambio, los países del norte de África y Medio Oriente tienen un consumo menor de 2.5 litros por año, al igual que el archipiélago de Indonesia (todos ellos son países musulmanes y, como es sabido, el consumo de alcohol está prohibido por el Corán).

Así bebe el mundo en términos de consumo de litros de alcohol puro por año, dividido entre sus habitantes mayores de 15 años. ¿Qué tipo de alcohol bebe? ¿Cervezas, vinos, destilado, otros tipos de bebidas alcohólicas? Los resultados fueron otra sorpresa (para mí). 50.1 por ciento del alcohol que se consume en el mundo se consume en forma de destilados; 34.8 por ciento en forma de cerveza; 8.0 por ciento en forma de vino; y 7.1 por ciento en forma de otras bebidas alcohólicas. Hay sin embargo tres continentes (los que yo mejor conozco) que beben más cerveza que destilados (que es lo que yo creía que era la norma en todo el mundo): América, Europa y Medio Oriente (en este orden).

Mi percepción era en parte correcta y en parte incorrecta para México. El país bebe sobre todo cerveza (más que mezcales de agave y aguardientes de caña), pero no bebe mucho, bebe de hecho menos que el resto de los países americanos y mucho menos que todos los países europeos, aunque más que los asiáticos y los africanos. Qué bueno, porque el abuso del alcohol está en el origen de 3.3 millones de muertes al año, que equivalen a casi a 6 por ciento de la mortalidad en el mundo.

ctello@milenio.com