Duda razonable

Lo que Videgaray y Kushner no podrán arreglar con Trump

Si asumimos que el nombramiento de Videgaray tiene que ver con su relación con el yerno de Donald Trump, Jared Kushner, lo cual ya me parece una cosa rara, la conferencia de prensa del presidente electo ayer deja claro que hay cosas que no hay relación personal que arregle.

Bastante se ha dicho y se dirá de lo que dijo Trump ayer. Lo que dijo de México, de China, de Rusia, de la prensa, de CNN, de Hillary Clinton, de sí mismo. Trump siendo Trump.

Espero que al menos ya desaparezcan los ingenuos que piensan que a partir del 20 de enero algo cambiará en el billonario.

Del triste espectáculo de ayer me quedo con esto: Donald Trump cumplirá sus promesas. Y México es parte del eje del mal que se ha aprovechado de Estados Unidos.

En cada asunto que se trató. Sus impuestos, sus empresas, Rusia, el muro, el comercio, la relación con otros países, Trump entiende que su triunfo tuvo que ver con tres o cuatro promesas básicas y que el éxito o no de su presidencia, y con eso su ego y su posibilidad de reelección, dependen de que las cumpla, o al menos que intente cumplirlas.

Al menos dos de ellas, fundamentales para Trump, afectan a México seriamente.

En lo comercial, aunque Donald Trump no mencionó con su nombre el Tratado de Libre Comercio, lo que dijo, en los hechos, lo hizo pedazos. Su intención de poner un "impuesto fronterizo" a productos de compañías que muevan producción de Estados Unidos a México es exactamente lo que el Tratado de Libre Comercio regula para evitar.

Respecto al muro. No hay marcha atrás. Lo construirá y lo pagará México.

Ayer, por primera vez, el presidente Peña pintó rayas claras de cómo debe ser la negociación.

No está sencillo. Ayer quedó claro que la sobrevivencia del proyecto Trump depende en alguna medida de afectar el interés de México. La nuestra de que no lo logre.

No hay relación personal que lo arregle.

Se va a poner de a peso. La curva de aprendizaje debería ser corta.

PUNTO Y APARTE. Ayer circuló en varios medios un documento atribuido a la Comisión Nacional de Seguridad en que se acusaba a políticos y hasta medios de comunicación, entre ellos Animal Político, de incitar a los disturbios y saqueos por el gasolinazo. Renato Sales me hace saber que el documento no es oficial, ni de la CNS. "Ni lo pedí, ni lo hice, ni lo avalo", me escribió el comisionado cuando le pregunté. ¿Fake news? ¿De parte de quién?

Twitter: @puigcarlos