Duda razonable

Qué tanto es tantito: de relojes, compras y helicópteros

Me sacudieron tres tuits de la querida Ángeles Mastretta (@magamastretta) la noche del martes respecto a la nota del programa de chismes del espectáculo de la cadena de Telemundo que al estilo paparazzi siguió a Angélica Rivera, sus hijas y otras jovencitas por las calles de Beverly Hills en Semana Santa.

Me sacudieron porque dan en el blanco, pienso, de una de las causas de la generalizada indignación de estos días: la señora Rivera y quienes la acompañan se ven en las imágenes caminando por Rodeo Drive, escribió Ángeles, como “cualquier hija de vecino rico cuando ya no es cualquier hija de vecino”.

Pasan los días, sin embargo, y la indignación que debatimos, de la que escribimos y tuiteamos no parece hacer mella o ser compartida por quienes nos gobiernan.

Entrego este texto a las nueve de la noche del miércoles y David Korenfeld sigue siendo titular no sancionado de la Comisión Nacional del Agua. Ayer aventuré que tal vez el retraso era para demostrar que Virgilio Andrade y su Secretaría de la Función Pública serían capaces de sancionar a un amigo del Presidente, antes de que toque a Virgilio emitir veredicto sobre Higa y sus contratos.

Pero leo y escucho a cada vez más condenando la “cacería” de un funcionario por lo que confunden como un “error”, cuando es un delito.

Me voy a la cama pensando que tal vez Korenfeld se quedará. Total. ¿Qué tanto es tantito?

Cierro mi día leyendo la argumentación de la consejera del INE Adriana Favela, de amplia carrera en el Estado de México, que frente al spot de los relojes del presidente del PRI argumentó: “Yo encuentro más bien que estas preguntas que se formulan realmente puedan propiciar un debate democrático, se supone en primer lugar lo que tendríamos que estar bien en las campañas es la discusión de ideas (sic), la discusión de sus plataformas electorales, cómo van hacer las cosas si es que ellos llegan a obtener los cargos de elección popular, pero yo creo que con esto, o sea, qué importancia tiene si el presidente de algún partido político presume o no relojes de más de dos millones de pesos o qué importancia tiene si altos funcionarios priistas tienen o no propiedades millonarias. Eh…este… Yo creo que eso no propicia el debate”.

¿Qué tanto es tantito?

“Que alguien piense. Por favor”, tuiteó Ángeles Mastretta ayer. Suscribo.

dudarazonable@milenio.com 

Twitter: @puigcarlos