Duda razonable

La rendición de Matamoros y el futuro de Lázaro Cárdenas

Ayer el gobierno federal anunció la toma de la seguridad del municipio de Lázaro Cárdenas, en Michoacán, y la administración del puerto del mismo nombre.

Dijo el subsecretario Eduardo Sánchez que será tarea del Ejército: “Evaluar y adiestrar, en su caso, a los elementos de la Policía Municipal de Lázaro Cárdenas. En tanto esto sucede, el personal militar realizará funciones de seguridad pública en apoyo a las autoridades municipales y estatales”.

Espero que el gobierno de Enrique Peña Nieto sepa que ese camino puede terminar mal, muy mal.

En Matamoros el domingo una serie de balaceras dejó una docena de muertos en una tarde, incluida la madre de la secretaria de Desarrollo Económico del estado. Ayer el municipio dio a conocer un boletín de prensa que debería causar escándalo: “En este momento la información proporcionada por las autoridades federales nos lleva a orientarles que pueden suscitarse hechos de violencia en la ciudad, por lo que les pedimos que si no tienen alguna situación que los obligue a salir a la calle con sus familias,  permanezcan en sus casas, para evitar la situación de riesgo. De tener información adicional se las haremos saber de manera responsable ya que estaremos atentos y en coordinación con nuestras instituciones federales”. Es decir: no somos capaces de garantizar su seguridad, cuídese solo. La confesión de un gobierno fallido.

La alcaldesa explicó durante el día un detalle que se nos podía haber olvidado: Matamoros no tiene policía desde hace más de dos años. Así, como se oye. Explicó la alcaldesa: “Deberíamos tener poco más de 600, pero solo están en activo 40, y tengo ahorita ‘polimilitares’ que son los que nos están apoyando y tengo a 585 policías acuartelados”. A esos policías les ha pagado el municipio puntualmente su salario, por cierto. No hay dinero ni voluntad para correrlos. Ahí están. A nadie le interesa, pues.

Estoy seguro que hace dos años, cuando llegaron los militares a reemplazar policías en Matamoros, también se dijo algo así como que serían evaluados y capacitados… Dos años después el municipio se ha rendido y advierte a sus gobernados que no puede protegerlos.

Bien harían en Lázaro Cárdenas en ver hacia la frontera norte y aprender del fracaso de Matamoros, para no repetirlo.

 

dudarazonable@milenio.com o Twitter: @puigcarlos