Duda razonable

Ninguna regresión en transparencia, ninguna: Pablo Escudero

Las últimas dos semanas, el grupo de organizaciones sociales y académicas involucradas en la discusión de la nueva Ley General de Transparencia ha hecho público y notorio su temor de que la nueva ley a discusión en el Senado termine en una regresión de lo que hemos vivido en la última década y no respete el espíritu de la reforma constitucional reciente.

Han mandado cartas, escrito artículos, yo he hecho dos En15 y he escrito un par de columnas al respecto. El fin de semana, las ONG internacionales de la alianza del gobierno abierto que México preside mostraron su preocupación por lo que los mexicanos han calificado de “regresión”.

El presidente de la Comisión Anticorrupción y Participación Ciudadanía, Pablo Escudero,  a quien las organizaciones han acusado de actuar junto con el consejero jurídico de la Presidencia para desnaturalizar la ley me dijo ayer, sin dudar, que “no hay ni habrá ninguna regresión en la propuesta de Ley General de Transparencia”.

Es imposible, me explicó: “Si nos atreviéramos a algo así, un tercio de los senadores pondría una controversia constitucional ante la Suprema Corte. Y no lo vamos a hacer”.

Dice que el documento de diciembre, consensuado por todas las partes, “está al 95 por ciento. Estamos entrampados solo en un 5 por ciento, que son 5 o 6 temas”.

Dice que el documento de observaciones del consejero jurídico que tanto revuelo ha causado son sus observaciones, pero falta trabajar y discutirlas para llegar a consensos. “Las observaciones del consejero jurídico de Presidencia parten de comentarios de Banxico, UNAM, Cofece; pero aún hay que discutirlas para llegar a consensos”.

Pone dos ejemplos que preocupan a OSC, en el tema de quién sanciona a los sujetos obligados que no cumplan, se pide que sea el mismo IFAI, “pero el IFAI no está facultado constitucionalmente para sancionar, ponerlo en la ley sería anticonstitucional”, dice Escudero. Y en el tema de información relativa a violaciones graves de derechos humanos, “por supuesto que queremos que esa información sea pública pero tenemos que definir muy bien quién decide qué es una violación grave a derechos humanos. Yo creo que debe ser la CNDH, por ejemplo, no solo el IFAI”.

Le dije a Escudero ayer que era muy joven su carrera como para tatuarse como el hombre que operó la regresión en el tema de transparencia.

“No hay regresión ninguna —me dijo—. Ni la habrá”.

 

dudarazonable@milenio.com 

Twitter: @puigcarlos