Duda razonable

Cuando las reformas no alcanzan

Mal empieza la semana para al que ahorcan en lunes.

Después de un mal año para la economía mexicana, los primeros dos meses del año traen noticias preocupantes.

Primero fue HSBC, el miércoles fue Banamex y ayer el Banco de México redujo la expectativa de crecimiento para este 2014. En la semana también fue el Inegi con su reporte del sistema de indicadores cíclicos: “En diciembre de 2013 el indicador coincidente se localizó por debajo de su tendencia de largo plazo al registrar un valor de 99.7 puntos, lo que representa una variación de (-) 0.07 puntos respecto al mes anterior. El indicador adelantado en enero de 2014 también se ubicó por debajo de su tendencia de largo plazo al observar un valor de 99.9 puntos y una disminución de (-) 0.06 puntos con respecto a diciembre de 2013. Con la nueva información, tanto el indicador coincidente como el adelantado modificaron su trayectoria, deteriorándose las señales de mejoría reportadas en los boletines anteriores”. En español: vamos peor de lo que esperábamos.

El Instituto Mexicano del Seguro Social reportó que en enero de 2014 se crearon 21 mil 979 empleos; en enero del año pasado se crearon 44 mil.

Esto dice el Cidac: “De acuerdo con el ‘Informe de Competitividad Global 2013 – 2014’ del Foro Económico Mundial, el entorno macroeconómico de México es peor que el de Chile, Perú, Colombia e, inclusive, Ecuador (México se ubica en el lugar 49 de 148 países evaluados). La industria manufacturera mantiene un desempeño débil, como muestra el indicador manufacturero del IMEF. Todos los tipos de exportaciones mexicanas se redujeron durante enero, mientras que el Índice de Confianza del Consumidor cayó abruptamente…”.

Todo indica, además, que la recuperación de la economía estadunidense está teniendo un efecto menor en la nuestra que en otros tiempos.

Hay señales de que años, décadas, de deterioro de la infraestructura, productividad y educación del país, más el aumento en la informalidad, aunado a un fragilísimo Estado de derecho han provocado que cada vez sea más difícil que la máquina arranque.

Las recetas clásicas ya no funcionan.

Que se prendan las alarmas.

Avisos parroquiales: el autor de la Duda razonable hará una pausa para planear la segunda mitad de su vida. El lunes 24 nos leemos.

dudarazonable@milenio.com

Twitter: @puigcarlos