Duda razonable

¿Y cuando se queden solos los michoacanos?

Me temo que si la Procuraduría General se pone a detener a todo michoacano que se haya reunido, que haya conocido o haya hecho negocios con algún miembro de La Familia, los Templarios, Los Zetas (cuando andaban por ahí) o los de Jalisco Nueva Generación, no van a alcanzar las celdas.

Como ya se ha dado cuenta el comisionado Alfredo Castillo, a juzgar por sus más recientes acciones: el arresto de Hipólito Mora, el endurecimiento con los grupos de autodefensa que actuaban por la libre; el nuevo, o el acelere del plan de desarme, los arrestos del ex gobernador Reyna y otros personajes de la política local; en Michoacán todo está revuelto y en Tierra Caliente pocos se salvan de la quema.

Como lo ha explicado puntualmente el doctor Salvador Maldonado, investigador y autor de varios estudios y del libro Los márgenes del Estado mexicano, territorios ilegales, desarrollo y violencia en Michoacán; como lo muestra el reportaje de Denise Maerker en el número de Nexos de este mes, o las entregas de Juan Pablo Becerra-Acosta en MILENIO Tv, las cosas son mucho más complicadas que buenos, malos, delincuentes y estadistas. Será por eso que el estado donde empezó esta odisea hace siete años y medio es donde más empantanada sigue.

Decía el secretario Osorio, la semana pasada, que el gobierno federal ya había hecho su parte en términos de dar seguridad a la zona. Demos por buena la afirmación. Hoy hay la seguridad que no había.

¿Y luego? ¿Cuál es la estrategia de salida?

¿Dónde están los diez mil policías michoacanos que sustituirán a las fuerzas federales que hoy ocupan el estado? ¿Dónde está el plan para empezar a reclutar policías municipales o estatales, ministerios públicos, agentes ministeriales? El año que viene hay elecciones en el estado. Tiempo en que las organizaciones criminales han aprovechado para prodigar favores, repartir dinero, forzar votos, movilizar votantes, imponer candidatos o condiciones. ¿Cómo asegurarnos que esas elecciones sucedan en algo parecido a la normalidad y los alcaldes que resulten electos no tengan que andar a salto de mata, amenazados o amenazando?

Las recientes noticias de Tierra Caliente son alentadoras. Pero el camino es muy largo. Es un camino, además, para el que no parece haber mapa ni está sencillo trazarlo. Pero es uno que los michoacanos no parecen muy interesados en recorrer.

dudarazonable@milenio.com 

Twitter: @puigcarlos