Duda razonable

¿De qué privilegios goza el ex jefe de los penales federales?

Entre los misterios que rodean el escape de El Chapo, del cual el gobierno federal no nos ha podido explicar cómo es que fue posible, hay una duda que lleva algunos días en mi cabeza.

¿Dónde está Juan Ignacio Hernández Mora?

¿Quién lo protege?

Me explico.

El 19 de septiembre fueron detenidos y consignados por la fuga Celina Oseguera Parra, ex coordinadora general de Penales Federales; Leonor García García, directora jurídica de El Altiplano; Valentín Cárdenas Lerma, director del penal, y varios custodios. Cárdenas Lerma y Oseguera ya habían sido destituidos de sus cargos junto con Hernández Mora un día después de que El Chapo se fuera por el hoyo de la regadera. Por esos días fue removido de la División de Inteligencia de la Policía Federal, Ramón Pequeño. Semanas después dejó su cargo el comisionado Nacional de Seguridad.

Hernández Mora había llegado a la Ciudad de México en mayo de 2013 de Quintana Roo, donde había sido subprocurador y responsable del Sistema Estatal de Seguridad Pública después de ocupar cargos menores desde 2005 gracias a su mentor, el ex gobernador Félix González Canto.

Aquí fue nombrado director general de Vinculación y Seguimiento del Sistema Nacional de Seguridad Pública, un puesto menor. En meteórico ascenso, un año después fue nombrado titular del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social, que tiene como atribuciones, entre otras, "organizar y administrar los establecimientos dependientes de la Federación, para la detención de personas procesadas, la ejecución de sentencias y la aplicación de tratamientos de readaptación social...

"Ordenar la práctica de visitas de control y verificación, inspección, supervisión y vigilancia a los centros federales, a los centros de Diagnóstico y Tratamiento y demás unidades administrativas del Órgano, para cumplir con las funciones asignadas...".

El gran jefe de los penales federales. Sin ninguna experiencia en el tema, por cierto.

Ayer, la PGR dijo que Oseguera y Cárdenas habían actuado con dolo autorizando obras para ocultar los ruidos de la construcción del túnel y que sabían qué iba a ocurrir.

¿Y su jefe? ¿No sabía? ¿No tendría que haberlo autorizado? ¿O es amigo de alguien?

Llevo dos días preguntando. Dicen que se amparó desde el día de la fuga, dicen que está en Madrid, donde antes hizo estudios de maestría y doctorado.

¿Por qué tiene tanta suerte este quintanarroense?

Twitter: @puigcarlos