Duda razonable

Priistas llorones. Usted muy bien, Presidente

Los priistas, llorones, se la han pasado quejándose del presidente Peña Nieto por haber anunciado, con bombo y platillo, la iniciativa para legalizar el matrimonio igualitario.

Frente a esta ola conservadora, lo mejor es transcribir partes de esta entrevista de ayer entre Joaquín López-Dóriga y el obispo de Veracruz.

Habla el señor de la sotana: "Lo que pasa es que la ideología de género ha ido deformando de manera no profesional. La cuestión de escribir o definir la condición de estas personas. Porque antiguamente la cosa era más clara, era una sección, diríamos a la manera de sentirse o identificarse, cosa que tiene que ver con el proceso de identificación de varón o mujer que se da en el recién nacido hasta que toma conciencia de sí mismo y va evolucionando. Y cuando esto no es normal, cuando se recargan hacia los lados que no son de su propia identidad, pues es cuando el niño va deformando su percepción de sí mismo y esto se va haciendo cada vez más fuerte en la medida en la que se confirma o reafirma esta tendencia, es algo que afecta, digamos, a la manera de percibirse intelectualmente, racionalmente, que después afecta también la parte sensitiva, emocional... Pero antes todo eso venía de esa manera. Ahora, por las influencias de la ideología de género, aquello de que no quieren ser llamados de una manera u otra, han ido impulsando estos cambios y entonces dicen que es normal. Yo digo que la misma estadística mundial podría decir si es normal o no es normal, ¿verdad? Porque en realidad qué proporción tiene en el mundo el número de estas personas".

López-Dóriga: "Pero el que sean una minoría, señor obispo, disculpe usted, no los hace anormales...".

El obispo: "Pues depende de cuál es el parámetro. Si todos somos, por ejemplo, lo hacemos de manera normal con la visión ocular, ciertamente el que nace con una deficiencia en los ojos no es normal. Lo que pasa es que los eufemismos han venido entrando, uno tras oro. A los que antes se decían ancianos ahora se les dice de la tercera edad; a los que antes se decían, no sé, minusválidos, porque no se podían valer totalmente, ahora son personas con capacidades diferentes. Yo pienso que debe verse como manera de ser menos agresivos en subrayar la deficiencia, pero una cosa es decirlo de otra manera y otra cosa es decir que es normal".

Priistas del mundo, les pregunto: ¿de ese señor quieren ser aliados, amigos, compas?

Señor Presidente, usted muy bien.

Twitter: @puigcarlos