Duda razonable

La peligrosa certeza de Emilio Lozoya

La semana pasada, ante la información dada a conocer en Estados Unidos por la Securities and Exchange Commission (SEC), que supervisa el mercado de valores estadunidense, con relación a sobornos de la empresa Hewlett Packard a firmas ligadas a funcionarios de Pemex, la paraestatal mexicana emitió un breve comunicado de prensa “para precisar”, que arrancaba diciendo:

“Los hechos ocurrieron entre 2008 y 2009, durante la pasada administración”.

Una rápida y eficiente operación de medios hizo que al día siguiente de que se conociera la información la nota en algunos diarios fuera: “Del sexenio pasado, sobornos en Pemex”.

El banco estadunidense Citigroup anunció el lunes que descubrió un segundo fraude en su filial mexicana Banamex por 30 millones de dólares. El director financiero de Citi, John Gerspach, detalló que este segundo caso tenía “similitudes” con el concerniente a Oceanografía (OSA). En el que, por supuesto, está relacionado Pemex y seguramente alguien de Pemex.

Hasta el momento en que redacto estas líneas Pemex no había emitido comunicado alguno ni había informado a qué sexenio corresponde la nueva denuncia.

En el primer boletín, después de culpar al sexenio anterior, Pemex afirmaba que: “Desde el inicio de su gestión, el director general de Pemex, Emilio Lozoya Austin, ha enfatizado que habrá cero tolerancia a cualquier acto de corrupción en la empresa y en general de inobservancia a la ley…”.

El boletín no dio ni una gota de información valiosa sobre el caso de Pemex y HP. No dice nada. Solo se encuentran valientes afirmaciones, arengas. Propaganda, pues.

Lo que el boletín dice que Lozoya ha enfatizado implica, por supuesto, que otras administraciones han tolerado la corrupción y, en general, la inobservancia de la ley —quién sabe a qué grados, eso no dice el boletín.

El director de Pemex ha estudiado en las mejores instituciones de México y del mundo. Yo no dudo que no tolere la corrupción. Pero aunque no ha cumplido 40 años, sus boletines parecen escritos en 1987.

Yo puedo decirle que durante su administración habrá, es más, muy probablemente ya ha habido, sobornos, corruptelas y algunas transas. También le puedo asegurar que dentro de un tiempo habrá un boletín de prensa que iniciará diciendo que esos ilícitos se cometieron en “otra” administración y después no informará nada.

dudarazonable@milenio.com

Twitter: @puigcarlos