Duda razonable

¿Qué pasó en los penales federales? Y adiós a Roemer

A la callada, apenas un anuncio en viernes cuando se difunde lo que alguien quiere que pase desapercibido, Eduardo Guerrero fue cesado de su cargo al frente del Órgano Administrativo Desconcentrado, Prevención y Readaptación Social (Oadprs). Es decir, de la dirección de todos los penales federales.

Guerrero había llegado después de la fuga de El Chapo y de que varios funcionarios de esa misma área fueran acusados de faltas administrativas que los podrían haber hecho cómplices de aquella fuga de Almoloya.

Cuando fue nombrado, en septiembre de aquel año, el secretario de Gobernación dijo que la historia de Guerrero al frente de los penales en Chihuahua era un “ejemplo internacional” por la manera en que los había transformado de centros delincuenciales a verdaderas prisiones.

Un año. Eso duró Guerrero.

El 7 de octubre pasado, Osorio Chong designó a José Alberto Rodríguez Calderón como nuevo titular del Oadprs, quien hasta ese día fungía como subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales en la PGR. Al darle posesión del cargo, Renato Sales Heredia lo instruyó a “continuar en la ruta de consolidación de un sistema penitenciario federal moderno y eficiente, que logre reinsertar auténticamente a aquellas personas privadas de su libertad, con plena observancia a los derechos humanos”. Elogió a Guerrero, pero no dijo por qué se iba. Él y la gente que había traído a trabajar con él.

Adiós Roemer

Quien actuó rápido y explicó su decisión fue la canciller Claudia Ruiz Massieu. Ayer le conté cómo Andrés Roemer había cabildeado en la comunidad judía para hacerse pasar como un héroe después del voto emitido por México que molestó a la comunidad, respecto a Jerusalén.

También ayer, la canciller corrió a Roemer, cambió el sentido del voto mexicano a abstención y pidió al Órgano Interno de Control una investigación sobre Roemer por “no haber informado diligentemente y con acuciosidad del contexto en el que ocurrió el proceso de votación; por informar a representantes de otros gobiernos distintos al de México del sentido de su voto y por hacer públicos documentos y correspondencia oficiales sujetos al sigilo que le obliga la Ley del Servicio Exterior Mexicano”.

Twitter: @puigcarlos