Duda razonable

La “nomenklatura” dice NO (un viaje al pasado)


La palabra la hizo famosa en México Carlos Salinas de Gortari cuando en sus peores tiempos la culpó de todos sus males y los de México. La nomenklatura.

Recordé la palabreja cuando ayer me obligaron a un viaje al pasado lejano al toparme la foto que tuiteó el secretario del Trabajo y Previsión Social con la siguiente frase: “Sostuve una reunión sin precedente con los representantes de los sectores obrero y patronal de la República”. Le falla la memoria al secretario Navarrete, pues estas fotos eran frecuentes cuando él y yo cursábamos la prepa. Le llamaban “Pacto” y cosas similares. Es más, creo que un párrafo del “pronunciamiento” de ayer fue extraído de uno de hace 30 años: “Resulta particularmente importante el Diálogo Social entre los factores de la producción para que las organizaciones de trabajadores y empleadores se expresen y sus propuestas se traduzcan en decisiones y transformaciones, que hoy dan pauta a la nueva etapa que ya iniciamos para detonar el crecimiento y el desarrollo sostenido de nuestro país”.

El boletín, por otra parte, es claro: muchos saludos y respetos al debate del salario mínimo, muchas ganas de que los trabajadores ganen más, todos muy preocupados, pero… “dejamos claro que esta discusión debe realizarse dentro de los marcos legales e institucionales establecidos para tal efecto en nuestra Carta Magna y considerar necesariamente el incremento de la productividad y compartir sus beneficios; formalizar el empleo y desvincular al salario mínimo como unidad de cuenta y referencia de otros elementos no relacionados con el ámbito laboral, pues solo así evitaremos caer en errores del pasado que causaron dolorosas lecciones al país, a los empleadores y los trabajadores”.

¡Ah! La productividad. ¡Ah! La informalidad. ¡Ah! La Carta Magna. ¡Ah! Los errores del pasado.

Ya en otros espacios se ha documentado lo suficiente cómo en muchos sectores de la economía mexicana ha aumentado la productividad y el ingreso ha permanecido igual y hasta ha disminuido. (http://www.paradigmas.mx/productividad-y-salarios-en-la-industria-mexicana/).

Nada importa, el mensaje de ayer de los “factores de la producción” fue claro: ya están las reformas, ya llegará la inversión, ya algún día llegará el crecimiento, ya entonces veremos cómo le hacemos para lo de que los asalariados ganen más.

Por lo pronto, dejen de estar molestando con lo del mínimo.  

dudarazonable@milenio.com 

Twitter: @puigcarlos