Duda razonable

"El Bronco", haciendo una "broncada"

El mismo día de la tragedia en el Colegio Americano en Monterrey, el gobernador de Nuevo León mandó un mensaje, durante su conferencia de prensa, que me sorprendió por su sensatez, cualidad que no es cosa cotidiana en muchos de nuestros políticos. Ese día hizo un alegato contra las armas y cómo todos deberíamos insistir a los niños y jóvenes que se alejaran de ellas.

Pero El Bronco, siendo El Bronco, no tardó en hacer, pues eso, una broncada.

Cito aquí algunas de sus declaraciones del viernes pasado.

“Hoy le aprobé al secretario de Educación, que aquí está, para que a partir de ya construyamos otra preparatoria y que sea militarizada, para que, si ustedes tienen un hijo que no les hace caso, nos lo manden y ya se lo arreglamos, vamos a empezar a trabajar así, necesitamos empezar a trabajar así, no podemos permitir que los jóvenes se sigan perdiendo porque son rebeldes o porque los papás no pueden con ellos.

“Tenemos que acompañarlos y tenemos que hablar de la realidad, no le sacatiemos al problema, no evadamos el problema, porque por muchos años hemos evadido el problema y hoy tenemos consecuencias que nos lamentamos.

“Le vamos a dar chance a todos los padres de familia que tengan un hijo que no quieren portarse bien, ahí nos lo mandan y ahí se lo arreglamos, se lo disciplinamos.

“Que ya no haya madres alcahuetas ni padres alcahuetes, que tengamos que acabar con eso, yo también soy papá, pero yo soy un papá muy estricto”.

¿Por dónde empiezo?

Primero: lo que hizo El Bronco el viernes fue culpar, sin recato, sin evidencia, a los padres del joven que disparó sobre sus compañeros y su maestra. El problema, dice el señor que se hace llamar Bronco y gobierna Nuevo León, son los padres alcahuetes.

Segundo: a horas del evento él ya tiene claro que, si el jovencito hubiese estado en otra escuela, esto no hubiera sucedido. Es decir, también culpó al colegio.

Tercero: culpó al jovencito. Un menor de edad dispara contra sus compañeros y todo es un problema de su “rebeldía”. El Bronco, también es sicólogo.

Cuarto: él puede arreglarlo todo. Nomás mándenme a sus hijos, ustedes bola de padres inútiles, y yo se los arreglo. Soy muy estricto.

Así nuestros tiempos: haciendo politiquería barata con una tragedia.

Twitter: @puigcarlos