Duda razonable

Los 8 millones de pesos que ganó Alejandro Murat

Tengo una duda. Creo que es razonable. Y he tratado de encontrar respuesta. No la tengo aún.

¿Cómo es que Alejandro Murat ganó por salarios, 8 millones 480 mil 892 pesos netos el año pasado?

¿Cómo es que de esa cantidad, 7 millones 613 mil 392 pesos fueron por “remuneración neta anual del declarante por cargos públicos”?

Netos. Insisto. ¿Neta? Eso querría decir que su ingreso bruto solo por cargos públicos fue de 11 millones 700 mil pesos. Entre 13 (12 meses más aguinaldo) son unos 900 mil pesos brutos de salario mensual. Una locura, pues. El presidente Peña no gana ni la tercera parte, según la página de transparencia.

¿O son bonos? ¿Qué tipo de bonos se dan al director del Infonavit? ¿Es del seguro de retiro después de tres años de chamba? ¿No renunció, sino que lo corrieron y es su liquidación?

Y, por cierto, los 800 mil y pico de pesos netos en salario que no ganó en el Infonavit, que salieron de ingresos por “servicios profesionales” ¿pueden incluir la “participación en consejos, consultorías o asesorías de forma permanente u ocasional, en México y en el extranjero”, con quién fueron?

El problema del salario de Murat no es que, citando a un clásico, eso no lo gana ni Obama, sino que según la página de transparencia del Infonavit, ni David Penchyna, su nuevo director.

Pensé que me había equivocado cuando leí esos números. Después noté que el candidato a gobernar Oaxaca lo escribió en dos secciones de su declaración 3de3. En la patrimonial y después en la de intereses.

¿Podría ser que la pregunta es confusa?

Dice en la de intereses: “Remuneración anual neta recibida por el desempeño en la posición, cargo o función”. Y ahí vuelven a estar los más de 7 millones en el mismo renglón que director del Infonavit.

Desde la semana pasada busqué a Alejandro Murat, ayer otra vez, no he tenido suerte. Mi compañero Alejandro Domínguez también lo ha intentado con el mismo resultado. Se entiende, está en campaña.

Vale la pena recordar que el Infonavit es una cosa rara entre las instituciones del Estado. Según la ley, es un “organismo de servicio social con personalidad jurídica y patrimonio propio”. Un órgano “tripartita” en cuyo Consejo de Administración participan, además del gobierno, representantes de organismos empresariales y sindicales.

Ahora sabemos, según lo declarado por Murat, que son muy generosos con sus directores.

Twitter: @puigcarlos