Duda razonable

El gol de Pulido, el autogol de Egidio

Vivo en un país que ni cuando las cosas salen bien, a los gobiernos les salen bien.

Este es, íntegro, el comunicado del gobierno del Estado de Tamaulipas la madrugada de ayer:

“El Grupo de Coordinación Tamaulipas informa que en un operativo conjunto de las fuerzas federales y estatales, poco antes de la medianoche del domingo 29 de mayo se logró rescatar sano y salvo al futbolista profesional Alan Pulido, quien fue privado de su libertad la noche del sábado 28 de mayo en esta ciudad capital. Pulido en estos momentos se encuentra bajo valoración médica. Información completa más tarde. El Gobernador Egidio Torre Cantú, que estuvo atento a este suceso, visitó al jugador para constatar que se encontraba bien y felicitó a las fuerzas federales y estatales por el exitoso operativo”.

Exitazo, pensaría uno. Unas horas después del levantón, víctima liberada.

Pues no tan así.

En subsecuentes entrevistas nos enteramos, por boca de quienes habían dado a conocer el boletín que la cosa no era así. “Él estaba en una casa de seguridad. Estaba en la planta alta y lo dejaron solo, al estar solo maniobra y en una de esas puede zafarse y es como empieza a forcejear con la persona. Fue muy rápido, pero pudo reaccionar, avisa y es como llega la policía, prácticamente, en cuestión de minutos”.

Así lo dijo el procurador.

Pulido forcejeó, marcó el 066 —que sabemos funciona de maravilla— y mientras escapaba rompiendo un vidrio llegaron los policías y se lo encontraron.

Es decir, el de la hazaña fue Pulido.

Luego que nadie se pregunte por qué es imposible creerles a las autoridades. ¿Rescate? ¿Exitoso operativo? ¿Exitosa huida?

Podría yo llenar de más dudas este texto. ¿Solo un secuestrador aprehendido? ¿Los secuestradores tamaulipecos que, según sabemos abundan, ya son tan güeyes para que con un forcejeo se les vaya un secuestrado? ¿Los secuestradores ya no amarran a sus víctimas? ¿O los futbolistas tienen trato especial de sus victimarios? ¿El gobernador atiende a todas las víctimas de secuestro personalmente?

Como suele suceder en estas cosas con nuestras autoridades, el suceso quedará ahí, opaco, entre la bruma de la politiquería. Y en medio de cientos y cientos de secuestrados en Tamaulipas.

Autogolazo del gobernador Torre Cantú.

Twitter: @puigcarlos