Duda razonable

El laberinto sin salida de Ruiz Esparza

El secretario de Comunicaciones y Transportes se metió en una trampa. Una que se construyó él solito.

Esta semana conoceremos los primeros peritajes técnicos sobre lo sucedido en el Paso Express de Cuernavaca, donde perdieron la vida dos personas cuando se abrió un socavón unos meses después de que la obra se había inaugurado.

El 28 de julio, sin embargo, Ruiz Esparza adelantó lo que se había encontrado hasta el momento y el sentido de lo que sabremos esta semana: “A partir del resultado preliminar de la revisión técnica e investigaciones que la SCT ha realizado en el tramo afectado del Paso Express, así como de los dictámenes preliminares de peritos independientes, se han detectado posibles fallas, anomalías y omisiones de funcionarios públicos y de las empresas del consorcio constructor Aldesa-Epcor. Lo mismo se ha identificado por parte de las empresas proyectistas, gerente del proyecto y supervisora, las cuales, de confirmarse, confrontarán severas responsabilidades”.

Es decir: todos fueron culpables.

El que generaliza absuelve. Pero en este caso, el secretario es quien quedará atrapado.

Si lo que dijo ese día es cierto, que todos, funcionarios y las muchas empresas que participaron en el proyecto, fallaron, no habrá manera de que su siguiente paso no sea la presentación de su renuncia.

Digamos, por imaginar, que los peritos hubieran encontrado una falla específica, de una de las empresas encargadas en ese justo tramo donde se abrió el socavón, otro podría ser el resultado para el secretario. Pero lo que anunció a medias Ruiz Esparza y lo que hoy sabemos gracias a documentos públicos y filtraciones de todos los bandos es que los problemas de la ampliación los conocían todos los involucrados desde mucho antes de la tragedia. Y que, por razones que aún tiene que explicar la secretaría, nadie hizo nada.

Frente a tal dictamen, queda claro que el desastre está en el verdadero jefe de la obra, y esa es la Secretaría de Comunicaciones y Transportes. Y la secretaría solo tiene un titular. El mismo que recién inaugurado el Paso Express se hizo un video en un coche presumiendo cómo era la quinta maravilla.

¿A cuántas empresas y funcionarios podrá Ruiz Esparza culpar y sancionar sin darse cuenta de que se culpa a sí mismo?

Twitter: @puigcarlos