Duda razonable

“Quebrar huesos del gobierno”

Frente a la feria del ahorro donde gobernadores, presidentes municipales y legisladores están todos compitiendo para ver quién se paga el celular o se deshace de tres de sus cinco Suburban, como para hacer que están ahorrando frente al gasolinazo, tres senadores panistas presentaron ayer una nueva propuesta de ajuste de gasto gubernamental que, en palabras de Ernesto Cordero, con quien hablé ayer, pretende “quebrar huesos del gobierno”.

La frase viene de que la propuesta, que firman también Roberto Gil y Jorge Luis Lavalle, implica, según ellos, un ahorro de 340 mil millones de pesos que junto a otra propuesta que tiene que ver con los “remanentes” del Banco de México podrían llegar a poco más de 500 mil millones. Recordemos que el gasolinazo es un asunto de unos 200 mil millones.

1. Reducir un 10% al gasto programable de la Administración Pública Federal, con excepción de los rubros de salud, empresas productivas del Estado y órganos reguladores coordinados. Los organismos autónomos y Poderes de la Unión también deberán ajustar su gasto en la misma proporción.

2. Disminuir a 50% al ramo de Provisiones Salariales y Económicas (Ramo 23o “fondo moche”).

3. Reducir a la mitad el presupuesto a los partidos políticos durante las campañas electorales y eliminar el financiamiento para actividades ordinarias.

4. Reingeniería a la Administración Pública Federal en las siguientes dependencias: desaparición de la Sedatu, Capufe, Procuraduría Agraria y tribunales agrarios; las funciones y programas serán cubiertos por la Sedesol, la Conavi, la SCT, y el Poder Judicial, respectivamente. Fusión de las secretarías de Economía, Turismo y Energía para formar la nueva Secretaría de Economía con un 50% del presupuesto total de las tres juntas.

5. Destinar al pago de deuda la totalidad de los remanentes del Banco de México.

El argumento de los panistas es que México “se está metiendo en una situación muy delicada de finanzas públicas”, sobre todo por los niveles de endeudamiento que, en relación con el PIB, hoy muestra.

Creo que la propuesta será desoída por el gobierno y el partido en el gobierno.

Pero creo que muestra, sin duda, que el gobierno, los gobiernos, tienen mucho que cortar y mucho dinero por usar de mejor manera.

Si esto no se entiende en Los Pinos y la Secretaría de Hacienda, “si no quiebran algunos huesos”, no habrá para dónde hacerse con los gasolinazos que se avecinan.

Twitter: @puigcarlos