Duda razonable

La furia de Monreal

En pocos minutos, en el programa de radio de Ciro Gómez Leyva, Ricardo Monreal dijo, entre otras cosas, que la periodista Dulce Ramos —de quien dijo tener una buena impresión, imagínense si no— es apenas un títere, o una fachada, de los intereses malignos de una asociación civil que actúa como “delincuencia organizada”.

Insinuó que le parecía sospechoso que otro de los periodistas de la organización Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, al que no mencionó por nombre y apellido, hubiese algún día viajado a Europa o que tuviera fotos con “personajes cuestionables”.

Acusó a otro miembro de la organización de contratar una campaña de bots digitales en África, Italia y otros países para difamarlo.

Y ya encarrilado, dijo que no diría, pero dijo, que “algo” podría decir de Claudio X. González y la relación con su pareja.

Reproduzco algunas líneas, entre ellas el lead de la nota que causó la furia de Monreal. 

“Desde que el ex gobernador de Zacatecas Ricardo Monreal asumió como jefe de la delegación Cuauhtémoc en Ciudad de México, el 1 de octubre del 2015, por lo menos cuatro empresas zacatecanas y cuatro personas de ese mismo estado han obtenido 14 contratos de obras y/o proveeduría de recursos materiales y servicios. Solo una de esas empresas tenía experiencia en obra pública en la capital y, de las personas físicas que resultaron beneficiadas, dos son amigos de Catalina Monreal, la hija del delegado, y tampoco habían sido contratistas en Ciudad de México.

“El total de los contratos asignados a zacatecanos es de 266 millones de pesos y fueron otorgados entre el 22 de diciembre de 2015 y el 30 de septiembre de 2016, es decir, en un plazo de 10 meses. Los zacatecanos se han quedado con 64 por ciento del monto que amparan los 10 contratos más caros que ha otorgado la Dirección de Obras de la Delegación”.

En la entrevista con Ciro, el delegado también confirmó lo siguiente:

1. Los contratos existen.

2. Las empresas existen.

3. Las personas físicas mencionadas, relacionadas con las empresas, también existen, son zacatecanos, y sí son amigos de hace mucho tiempo de su hija.

En otra entrevista, sobre el origen de los proveedores, Monreal dijo que tiene muchos años viviendo en Ciudad de México pero que “nadie que vivió en provincia olvida su origen, por qué me vas a descalificar porque vengo de provincia, es la lucha que estamos ejerciendo en contra la discriminación…”.

Pues sí.

Twitter: @puigcarlos