Duda razonable

El fraude del nuevo peritaje en el basurero de Cocula

En septiembre del año pasado, el peritaje de dinámica de fuego de José Torero puso de cabeza al gobierno mexicano cuando afirmó: “Es imposible establecer si los fuegos ocurridos en el basurero municipal de Cocula fueron de dimensiones suficientes para la incineración de uno o más cuerpos, pero no hay ninguna evidencia que indique la presencia de un fuego de la magnitud de una pira para la cremación de inclusive un solo cuerpo”.

La solución fue la formación de un panel internacional de seis expertos.

En febrero, el Equipo Argentino de Antropología Forense entregó su informe que incluyó un peritaje sobre fuego hecho por los expertos Greg Olson y Bryan Fisher. La conclusión fue que “la evidencia biológica y no biológica recuperada en el basurero de Cocula no respalda la hipótesis de que hubo un fuego de la magnitud requerida y de la duración informada en la madrugada del 27 de septiembre del 2014 que habría arrojado como resultado la incineración en masa de los 43 estudiantes desaparecidos”.

El nuevo panel internacional de expertos recibió en febrero todos los materiales. En marzo se reunieron con los peritos de las PGR y el equipo argentino y fueron al basurero. La primera vez Torero fue 20 minutos, ahora estuvieron dos horas. Veinte días después entregaron nueve cuartillas de las cuales seis son formalismos y tres son resultados preliminares.

El panel repitió lo que los otros habían dicho, que ha habido varios incendios a lo largo del tiempo pero: “La duración y fechas de los fuegos no pudo ser establecida con la evidencia física disponible”.

No sabemos la fecha de los fuegos, pero ¿podríamos saber si es posible que fueran los 43?

“Podemos hipotetizar acerca de las condiciones, cantidades de combustible, tiempo y circunstancias necesarias para una quema masiva de 43 cuerpos como lo indican las declaraciones, pero solo una prueba a escala completa podrá confirmar o derribar cualquier hipótesis desarrollada a partir de las declaraciones. Los factores desconocidos son lo que las condiciones necesarias (sic) para la destrucción total de 43 cuerpos por un periodo de 16 horas”.

Tampoco tenemos respuesta. ¿Qué se necesita? Más estudios. Pero su contrato ya está terminado y pagado, en dólares, por hora de servicio. La PGR no parece querer hacer los nuevos estudios.

Se me hace que nos vieron la cara esos seis. Y no fue barato.

Twitter: @puigcarlos