Duda razonable

La fiebre del oro y sus riesgos


La cuenca de Burgos abarca 12 municipios de Tamaulipas, 10 de Nuevo León y 12 de Coahuila. En ella ha sido descubierto, y se encuentra en la primera fase de explotación, el yacimiento de gas natural no asociado más importante de México, que actualmente aporta mil 440 miles de millones de metros cúbicos diarios de gas: 61 por ciento de la producción nacional de este tipo de energético. La cuenca de Burgos tiene una superficie con posibilidades prospectivas de explotación de 120 mil kilómetros cuadrados.

Varios estudios certifican el enorme potencial de explotación de abundante gas de lutitas en la cuenca. Del otro lado de la frontera, en Texas, esta posibilidad ha resultado cierta. Y los empresarios mexicanos de Nuevo León han aprovechado esa oportunidad. Empresas como Alfa han invertido y han aprendido del negocio. Vale la pena ver el comportamiento de la acción de Alfa en los últimos años.

La semana pasada estuve en Monterrey y hablé con empresarios y con funcionarios del gobierno estatal. Están listos. Hay un nuevo secretario de Desarrollo Económico que anunció un nuevo plan sectorial de energía, ya hay seminarios y reuniones con empresarios para comenzar a planear lo que podría suceder en el estado cuando arranque la implementación de la reforma energética.

Por estos días se reunirán con universidades e instituciones educativas para diagnosticar planes de estudio, analizar necesidades de la nueva industria y adecuar lo que se está haciendo al muy probable futuro. El presidente de la Caintra local, Álvaro Fernández, me contaba de soldadores especializados que en Texas cobran hasta 100 dólares la hora.

Los primeros cálculos para Nuevo León de la derrama posible en esta nueva “carrera por el oro” calculan hasta dos puntos de crecimiento por encima del nacional. Será por eso que están emocionados.

El reto del gobierno federal y los empresarios de todo el país es que, a diferencia del caso de las maquiladoras, por ejemplo, lo que suceda en Nuevo León no se quede en Nuevo León y se construyan las cadenas de valor e integración que beneficien a otras zonas del país. Si no, la paradoja de la reforma será que aumentará la desigualdad en un país dramáticamente desigual.  

dudarazonable@milenio.com

Twitter: @puigcarlos