Duda razonable

La explicación que tendrán que dar Margarita y Osorio

Imaginemos un escenario que no es descabellado. En la campaña de 2018 compiten, entre otros, por el PAN Margarita Zavala y por el PRI Miguel Ángel Osorio Chong.

Todos los aspirantes hablarán de corrupción, de economía, de bienestar para las familias, pero esos dos candidatos tendrán que hablar, sobre todo, de un tema, no hay remedio: la crisis de violencia, crimen y derechos humanos que vive el país desde hace diez años.

La Justice Initiative de la Open Society Foundation —entidades fundadas y financiadas por George Soros— y cinco organizaciones mexicanas independientes de derechos humanos pasaron “cuatro años examinando el alcance y la naturaleza de esta crisis”.

Y dicen: “Los 10 años recientes en México se han caracterizado por niveles extraordinarios de violencia, alimentada por el crimen organizado y la respuesta del gobierno, en comparación con años anteriores, en general las tasas de criminalidad aumentaron considerablemente, al igual que las tasas de asesinato, diversas formas de desaparición criminal así como la tortura y malos tratos. Estas formas de delincuencia se caracterizan por la extrema violencia, e involucraron la violación de varios derechos fundamentales. Su gravedad desafía varias de las obligaciones internacionales del Estado, incluyendo la investigación, enjuiciamiento y la sanción de los culpables y la prestación de asistencia, los recursos y la reparación a las víctimas. Todavía hoy, el sistema de justicia México ha fracasado en asignar responsabilidad por estas atrocidades”.

Ayer presentaron su reporte que llega a “la conclusión de que existe una base razonable para creer que actores estatales y no estatales han cometido crímenes contra la humanidad en México. El estándar ‘base razonable’ es utilizado por el fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI) para determinar si se piensa en abrir una investigación”.

“La intervención de la CPI en México no es, sin embargo, el propósito de este informe; en cambio, es para asegurar que estos crímenes atroces sean juzgados con todo el rigor de la ley en los tribunales mexicanos, independientemente de los autores”.

Calderón o Peña podrán hacer como si el reporte no existiera —más allá de que está en los diarios más importantes el mundo—. Pero los representantes de esos dos gobiernos en la elección de 2018, en particular los dos que he propuesto imaginar, no podrán evitar esa complicadísima aduana.

Twitter: @puigcarlos