Duda razonable

Trump declara la guerra


El domingo, Donald Trump utilizó su medio favorito, Twitter, para hacer una advertencia con tintes de guerra comercial.

Escribió en una serie de tuits: “Estados Unidos va a reducir sustancialmente los impuestos y las regulaciones sobre las empresas, pero cualquier negocio que abandone nuestro país para otro país, despida a sus empleados, construya una nueva fábrica o planta en el otro país y luego piense que va a vender su producto a los EE.UU, sin retribución o consecuencia, ¡está equivocado! Habrá un impuesto en nuestra, próximamente muy segura frontera, de 35% para estas empresas que quieran vender su producto, automóviles, unidades de aire acondicionado, etcétera. Este impuesto hará que mudarse sea financieramente muy difícil, pero estas empresas son capaces de moverse entre los 50 estados, sin impuestos ni aranceles. Por favor, han sido advertidos antes de que cometan un caro error. Los Estados Unidos están abiertos para sus negocios”.

También el domingo, el vicepresidente electo y líder de la transición, Mike Pence, reiteró las promesas de Trump en campaña. George Stephanopoulos le recordó que el presidente Peña Nieto había dicho que México no pagaría por el muro.

Pence respondió: “Bueno, nosotros sabemos de aquel tuit. Pero, ya saben, en las conversaciones sobre la renegociación del Tlcan, hubo acuerdo de que la seguridad fronteriza es crítica e importante. Tendremos esas conversaciones. Si usted piensa en la enorme cantidad de comercio que fluye sobre esa frontera. Hay muchas maneras y estoy absolutamente seguro de que nuestro presidente electo va a cumplir su promesa al pueblo estadunidense. Vamos a asegurar la frontera. Vamos a construir el muro. Vamos a poner fin a la inmigración ilegal de una vez por todas y encontraremos una manera de que nuestros vecinos paguen por ello”.

La moderación trumpiana que el gobierno mexicano ha estado esperando, simplemente no existe, ahora ya no hay duda.

Se viene una guerra comercial.

El gobierno chino, al que Trump también ha amenazado, ya ha comenzado a responder.

El nuestro sigue en silencio.

¿Qué están esperando? ¿Qué están planeando?

Vuelvo a preguntar, ¿hay alguien ahí?

Twitter: @puigcarlos