Duda razonable

Frente a Trump, la confusión

No suena muy bien esta confusión inicial del gobierno frente al presidente electo estadunidense.

Han pasado dos semanas y más allá del programa de reforzamiento de acciones consulares y algunas respuestas, más bien confusas, de Ildefonso Guajardo sobre ahora qué haremos con el TPP, no parece haber, ya no digamos una estrategia, sino al menos un acercamiento a saber qué vamos a hacer.

No creo que sean gratuitas las especulaciones desde hace días, ayer negadas por el Presidente, de que Luis Videgaray podría ser clave en algún tipo de acercamiento con el nuevo gobierno estadunidense. Alguien lo filtró, lo insinuó, lo discutió, lo pensó.

Uno espera que lo que dijo el Presidente sea cierto y que no se cometa el despropósito de establecer la relación más importante del México de hoy y el futuro a través de Videgaray y el yerno del presidente de Estados Unidos.

Ahora. Ayer, al negar el nombramiento de Videgaray, el Presidente dijo algo preocupante: “Estamos claros que hoy está todavía integrándose el nuevo gobierno en el proceso de transición, será una vez definido el gobierno con quien las instituciones y el gobierno de México esté entablando relaciones, no caigamos en especulaciones”.

Una vez más: la relación de México con Estados Unidos es la más importante del país. Y lo que se viene con Trump no será sencillo. El “portazo de Trump”, para citar a Jesús Silva Herzog-Márquez, que nos ha puesto frente a esa zona de desastre que somos nosotros mismos, citando ahora a Héctor Aguilar Camín, es tan peligroso como imprevisible.

Decía Héctor el martes en la noche en MILENIO Tv que, hasta donde él tenía información, el gobierno mexicano no había hecho uso de todos los recursos que tenía a la mano para elaborar un plan. Que no había convocado a ex embajadores, ex cancilleres, ex negociadores y operadores de la relación comercial. Nada.

¿En serio estamos esperando al 20 de enero? ¿No se hizo ya tarde al menos para comenzar a elaborar una estrategia?

En Estados Unidos cada paso de Trump tiene una respuesta de alcaldes, gobernadores, legisladores, gobernadores.

En México la nota es que Luis Videgaray sí, que no.

Algo no anda bien.

Demasiada confusión para la tormenta que se viene.

Twitter: @puigcarlos