Duda razonable

El doctor Mondragón necesita un toque… de atención

El gobierno no se pone de acuerdo consigo mismo.

No hace mucho que en entrevista con El País el presidente Enrique Peña Nieto señaló que, más allá de su preferencia personal, él creía que dado lo que estaba sucediendo en Estados Unidos y otros países tendría que iniciarse un debate serio y global sobre la regulación legal de las drogas.

Mejor signo para hacer racional la hoy absurda política antidrogas mexicana fue que el brazo de aplicación de la justicia, en voz de la subprocuradora Mariana Benítez, en la ONU dijo que México impulsaría la creación de un debate abierto y plural sobre nuevas alternativas para enfrentar el problema. También dijo que el énfasis sería en la prevención.

Solo para recordar el tamaño del absurdo, cito de Catalina Pérez Correa en Nexos de este mes: "Entre 2009 y 2013 fueron detenidas, por la PGR a nivel nacional, 140 mil 860 personas por consumo de sustancias ilícitas". Vale la pena leer todo el artículo aquí (http://www.nexos.com.mx/?p=23114 ).

El martes en Estados Unidos los tres estados que votaron para hacer legal el consumo de mariguana recreativa, los tres, lo aprobaron. La capital: Distrito de Columbia, Oregon y Alaska. En Florida, donde hay una población más bien vieja y conservadora, una mayoría, 57 por ciento, votó a favor de la mariguana medicinal, pero las reglas exigían dos terceras partes.

Y de repente, el gobierno de Enrique Peña Nieto tuvo la idea de poner a cuidar a adictos al hombre que hasta hace unos meses era el encargado de perseguir la droga. El nuevo Comisionado Nacional contra las Adicciones, Manuel Mondragón, fue Comisionado Nacional de Seguridad, y antes, jefe de la policía capitalina.

Tal vez por nuestra obsesión con la droga, en todas sus entrevistas Mondragón se ha tenido que referir a la mariguana y sus respuestas han sido, por decirlo de algún modo, desafortunadas. O por lo menos contrarias a lo que habían dicho Peña y Mariana Benítez y nuestros vecinos y Uruguay, y…

Todos los datos disponibles dicen que si tenemos un problema de adicción es respecto al alcohol. Los chavos beben cada vez más jóvenes y cada vez más; los adultos no paramos. Y el alcohol sí mata. La mota, no.

El doctor Mondragón ya fue exitosísimo con un programa antialcohol. Creo que debería relajarse, dejar de hablar de mota, nosotros de preguntarle y hacer algo por nuestros niños y jóvenes y sus, esas sí, peligrosas borracheras.

dudarazonable@milenio.com 

Twitter: @puigcarlos