Duda razonable

La derrota política, ideológica y cultural de las izquierdas

Este año Alejandro Encinas cumplirá 60 años de edad. Ha sido dos veces diputado, coordinador parlamentario, jefe de Gobierno, candidato a gobernador, aspiró y estuvo cerca de presidir el PRD y ahora es senador de la República.

Lejos de la cúpula del PRD, tampoco se le ha visto muy cerca de la de Morena y menos de los petistas o MC. No creo que tenga mucho que disputar en la futura batalla por el liderazgo del PRD. Creo que le preocupa honestamente el derrotero de lo que llamamos “izquierdas”, tribuna desde la que ha militado toda su vida.

El lunes le pregunté dónde se veía en esa lucha.

Me sorprendió la respuesta:

“Hay que asumir que el país en el que nacimos y en el que crecimos se modificó en diciembre de 2013. Esto ya cambió totalmente, se modificó el pacto social establecido en la Constitución, fue una derrota política, ideológica y cultural para las izquierdas, y no podemos seguir ni pensando ni actuando como lo veníamos haciendo hasta diciembre pasado. Necesitamos recuperar —además de identidad y autonomía frente al Ejecutivo federal—, nuestro vínculo con la sociedad y la vocación unitaria de la izquierda. Si la izquierda continúa su proceso de fragmentación, vamos a permitir que siga avanzando esta coalición conservadora que hoy se ha impuesto”.

Le pregunté si alguien se salvaba en tal diagnóstico.

“O nos sumamos todos o vamos a volver a cometer el mismo error. Porque estoy convencido de que la firma del Pacto, que le restó una enorme credibilidad al PRD, la creación de Morena —que está en su legítimo derecho de constituirse en partido político—, pero que también fragmentó a las izquierdas, allanó el camino a la profundización de esas reforma estructurales. O cambiamos de actitud y enfrentamos con otra forma de ser, renunciando incluso a mucho de lo que hoy está acomodado dentro de las democracias partidarias o vamos a seguir facilitando la consolidación de un gobierno de derecha conservador que ha comprometido la soberanía y los recursos del país.”

Mi pregunta, que no es para él, es si las cúpulas partidarias serán capaces de hacer tal mea culpa. Y después capaces de cambiar.

dudarazonable@milenio.com 

Twitter: @puigcarlos