Duda razonable

El calor de la fiesta y el cinismo de ‘Layín’

Adela Micha entrevistó ayer al alcalde de San Blas que humilló a una mujer durante la celebración de su cumpleaños.

El valor de escuchar al señor Layín, como le dicen, es que todo queda claro:

Él no hizo nada malo. Todo fue al calor de la fiesta, es más, la jovencita quería. Y, por supuesto, todo es parte de cómo somos los mexicanos.

Cito al señor éste: “Lo que pasa, Adela, es que nadie puede pensar por mí, ni nadie puede pensar por la muchacha que andaba bailando conmigo. Para empezar, la muchacha es una gran amiga mía, ella y su familia. Lo digo con mucho respeto. Este… era una fiesta popular de rancho, de mi cumpleaños, fiesta de pueblo. Todo el mundo alegre. Yo soy alegre y creo que tengo la cultura de los mexicanos, que nos gusta el baile, nos gusta la alegría, nos gusta estar a gusto. Este… La gente me empezó a decir ‘y que la banda El Recodo’, la vacilada y todo mundo ahí y que ‘mucha ropa, mucha ropa’. Y en el video se mira cuando yo me pongo hacia la gente y les digo con las manos ‘Miren’. Este… Oí a la gente, cómo ves la gente me dice ‘ojalá y te animaras’ porque somos amigos ‘ojalá y te animaras’. Lo hice dos tres veces… este… depende de la manera que lo quiera ver cada quien”. Más adelante el señor nos regala esta joya del machismo de nuestros tiempos: “Soy muy respetuoso ante todas las mujeres porque yo provengo de una mujer”.

Para que no haya duda: la culpa de que la dejaran en calzones frente a la multitud fue de ella.

A partir de la próxima semana en Nueva York se llevará a cabo la reunión Beijing más 20, en que la Comisión sobre la Condición de la Mujer de Naciones Unidas examinará los progresos y los retos pendientes en la implementación de la histórica Declaración y Plataforma de Acción de Beijing de 1995. México fue signatario de aquella declaración y participará en la reunión. Podrá presumir la delegación de algunos avances innegables en, por ejemplo, participación política.

Pero un país donde tiene que haber autobuses y vagones del Metro solo para mujeres, los embarazos de jóvenes adolescentes van en aumento y Layín puede encuerar públicamente a sus amigas sin consecuencias reales, no entregará muy buena cuentas.

No creo que en la reunión de Nueva York lo de “al calor de la fiesta” sea razón válida.

dudarazonable@milenio.com 

Twitter: @puigcarlos