Duda razonable

Fue asesinado un niño, señor Moreno Valle, un niño

Este fin de semana se declaró la muerte del niño José Luis Alberto Tehuatlie Tamayo de 13 años, en coma desde el 9 de julio, cuando durante un enfrentamiento entre la policía estatal de Puebla y manifestantes de San Bernardino Chalchihuapan que habían cerrado una carretera, resultó herido en la cabeza.

Desde ese día, los manifestantes y organizaciones de derechos humanos han dicho que fue una bala de goma disparada por la policía la que mató al niño. El gobierno de Puebla ha negado que utilice balas de goma. Dice que ni siquiera ha comprado o tiene esas balas y lo ha mostrado con un oficio de la Sedena. En los videos del evento y por artefactos recogidos en el lugar de los hechos, se comprueba que, eso sí, la policía lanzó gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes. También se ve a manifestantes lanzando piedras y cohetones.

Aliada del movimiento que participó en las protestas, adversaria política del gobernador Moreno Valle, la diputada federal Roxana Luna, del PRD, ha sido especialmente dura en sus críticas y ha acompañado a los familiares del niño muerto.

El domingo 20 de julio de 2014 alguien registró el  dominio roxanaluna.com. Un día después se gastó un dinero en Google para que las búsquedas de lo sucedido en una autopista de Puebla hace unos días dieran como primer resultado la dirección www.roxanaluna.com. El sitio se titula “Las mentiras de Roxana Luna” y no lo firma nadie. La página contiene videos que intentan demostrar que la diputada habría faltado a la verdad en sus declaraciones a la prensa desde el día de la refriega en la carretera. Tampoco sabemos quién filtró el mismo domingo una supuesta conversación telefónica de Luna en la que, según el periódico que la tiene, celebra el hecho de que el asunto haya “salido del estado” y causado “mucha indignación”. La cabeza de la nota acusa a la diputada de armar una campaña “con el niño”.

Reviso la cuenta de Twitter del gobernador. No hay una sola mención a lo sucedido, mucho menos al niño muerto. Me confirman que no ha contactado con la madre de José Luis, ni un pésame, nada. Tampoco se sabe que a los policías involucrados en el operativo se les haya acuartelado para investigar qué pasó y deslindar responsabilidades. Si el objeto vino de los manifestantes, no se sabe que haya arrestos, o siquiera investigaciones. Diez días después las evidencias se desvanecen.

Señor gobernador: un niño fue asesinado. ¿No cree que haya cosas más urgentes que salvar su carrera política?


dudarazonable@milenio.com 

Twitter: @puigcarlos