Duda razonable

El año que viviremos en peligro

Escribí ayer que el secretario de Gobernación jugaba con fuego al decidir proteger al líder de un grupo de autodefensa, como en el caso del señor Mireles, quien se encuentra hospitalizado en la Ciudad de México, custodiado por la Federal, después de un accidente en una avioneta.

Ayer a eso de las siete de la tarde, MILENIO había recibido estos dos despachos de la agencia Quadratín:

Primero: “Al menos cuatro vehículos fueron incendiados la tarde de este jueves sobre la carretera Cuatro Caminos-Apatzingán, a la altura de Parácuaro, por manifestantes que desde la mañana protestan en rechazo a los grupos de autodefensa. Al filo de las 15:20 horas los inconformes comenzaron a prender fuego a las unidades que mantenían retenidas, entre las que se encuentran vehículos de carga y de pasajeros; amenazan con incendiar el resto de los autos que tienen en su poder. Estas acciones se dan luego de que la alcaldesa de Parácuaro, Lucila Barajas Vázquez, pidiera al gobierno federal el apoyo para retirar del municipio a los grupos de autodefensa”.

Y el segundo: “La mañana de este jueves, con diversas mantas y leyendas, civiles se manifestaron en rechazo a la posible incursión de los grupos de autodefensa a la ciudad. Diversos sectores de la población y sindicatos de transportistas marcharon por las principales calles de esta ciudad, para manifestar su inconformidad ante el rumor por la posible entrada de los grupos de autodefensa al municipio de Huetamo.”

¿Quiénes son los que ayer quemaron los vehículos? ¿Quiénes son los que ayer marcharon en Huetamo pidiendo que no se permitiera la entrada a policías comunitarias? ¿Quién financia a qué grupos, quién los arma, quién les permite el paso por caminos rurales y carreteras vecinales?

Desde el gobierno insisten que antes de establecer diálogo con cualquiera de estos grupos parapoliciacos se ha hecho una investigación suficiente como para no sentarse con aliados del narco o de la guerrilla. Pero en la confusión michoacana es imposible de dilucidar, aun para los órganos de inteligencia del Estado.

El fenómeno de las autodefensas no fue atajado a tiempo.

Para la seguridad del país será el fenómeno más peligroso de 2014.

dudarazonable@milenio.com

Twitter: @puigcarlos